-Nota de prensa-

De cara a la nueva fase en la que estamos entrando, desde EH Bildu consideramos totalmente necesario fomentar los desplazamientos a pie o en bicicleta, disminuyendo el uso del coche particular. En este sentido, proponemos adaptar las principales vías de comunicación de Donostia para que la población pueda circular en bicicleta manteniendo las distancias de seguridad entre ciclistas y peatones. Y para ello, sin esperar a que se implementen otras medidas, es necesaria la implantación temporal de carriles bici en nuestra ciudad como, por ejemplo, en las avenidas Mirakruz-Ategorrieta-Jose Elosegi, en el polígono Ibaeta-Igara o en el tramo Bizkaia Paselekua-Polígono 27.

En este estado de alarma se ha demostrado que la bicicleta es una forma segura de moverse, ya que no tiene riesgo de contagio y es un medio de transporte que facilita el mantenimiento de la distancia social. La OMS también ha recomendado ir a pie o en bicicleta en caso de tener que desplazarse. Desde diferentes agentes sociales que reivindican el uso de las bicicletas, entre ellos Kalapie, han pedido a las instituciones públicas que apuesten decididamente por la bicicleta. Y ayer mismo, hasta el Gobierno de Madrid pidió a los ayuntamientos que promuevan el uso de la bicicleta como alternativa limpia y sostenible.

En opinión de EH Bildu, en una ciudad como Donostia, donde el uso de la bicicleta está tan extendido, no se entiende por qué el Gobierno municipal no ha tomado la iniciativa y no ha apostado claramente por la bicicleta. En este tema, tanto en el estado de alarma como a la hora de ir definiendo el proceso de desescalada, el tema de la movilidad sostenible no ha entrado ni entre las prioridades del Gobierno ni entre sus comunicaciones, ni por redes sociales ni en prensa escrita.

El Gobierno de Eneko Goia ha rechazado las propuestas que le hemos hecho llegar desde EH Bildu y sabemos que los y las usuarias de la bicicleta no están nada satisfechas con la gestión realizada hasta el momento. Y esta actitud es aún más incomprensible sabiendo que Donostia es miembro de la red estatal “red de Ciudades por la Bicicleta”. Esta red ha propuesto un plan de choque con compromisos claros para incrementar el uso de la bicicleta, tanto en el confinamiento como en la salida. Un plan de choque del que nada sabemos en Donostia.

Ejemplos de promoción del uso de la bicicleta tenemos varios a nivel europeo: en Berlín, se han pintado carriles bici temporales sobre el asfalto en todas las vías que han podido. Francia ha anunciado que tomará medidas para que la bicicleta sea el principal medio de transporte cuando finalice el confinamiento. París, por ejemplo, invertirá 300 millones de euros para crear una red de nueve rutas ciclistas seguras, y el uso del servicio público de bicicletas es gratuito a primera hora. El área metropolitana de Burdeos ha decidido apostar por la bicicleta. También acabamos de saber que en Milán habilitará 35 km de nuevas vías ciclistas y peatonales.

Desde EH Bildu, ya en los primeros días del confinamiento, solicitamos al Gobierno municipal que estudiara e implantara una serie de medidas: por un lado, propusimos la publicación de un bando para promover el uso de la bicicleta en lugar de utilizar el transporte público. Por otro lado, propusimos que se estudiase la posibilidad de que el personal sanitario utilizara gratuitamente las bicicletas públicas de dBizi y, en tercer lugar, hicimos una propuesta dirigida especialmente a la platilla de Osakidetza, para que se habilitara un carril bici desde Amara a hospitales, y en un futuro implantar el servicio dBizi en ese mismo tramo.

Pero el Gobierno municipal no ha tenido en cuenta ninguna de las medidas propuestas por EH Bildu. La respuesta – sorprendente – ha sido que no veía necesario fomentar el uso de la bicicleta durante el confinamiento. No obstante, queremos insistir en que se reconsidere cuanto antes la puesta en marcha el servicio de bicicletas dBizi para mejorar la movilidad en Donostia, garantizando todas las medidas sanitarias.

Por otro lado, la “Red de Ciudades por la Bicicleta”, de la que forma parte el Ayuntamiento de Donostia, ha presentado un plan de choque para fomentar el uso de la bicicleta firmado por 21 entidades. En dicho Plan se han consensuado 12 medidas, algunas de las cuales, aunque ya se ha anunció en su día la intención de implantarse en Donostia, aún no se han ejecutado y creemos que este proceso de desescalada tenemos la oportunidad de tomar usa serie de decisiones que se mantengan durante los próximos años. Entre las medidas acordadas se encuentran la ampliación de la red ciclista, la apertura del servicio de bicicletas públicas (manteniendo las medidas de seguridad), la implantación de la coordinación semafórica, la implantación en los núcleos urbanos del límite de 30 km/h, la reducción de los límites de velocidad y la instalación de aparcamientos seguros para bicicletas. Donostia aún no adoptado ninguna de estas medidas.

Por todo ello, hemos realizado una serie de preguntas concretas al Gobierno Municipal para que explique por qué no se han tomado medidas en este ámbito y para que, a partir de ahora, haga una apuesta clara por la bicicleta, tal y como venimos reclamando desde diferentes ámbitos.