Nota de prensa

Elkarrekin Donostia lamenta “haberse enterado por la prensa” y muestra su desacuerdo con la decisión de suspender el programa de Presupuestos Participativos para 2021-2022 con la excusa de la crisis del Covid-19. Por ello, interpelarán al Gobierno en Comisión y propondrán un cambio en el Reglamento Orgánico de Pleno para asegurar vías de participación ciudadana.

La portavoz de Elkarrekin Donostia (coalición compuesta por Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo), Aitzole Araneta, ha recordado que “del proceso que tuvo lugar en 2018 salieron 26 propuestas ciudadanas y que, de esas, solo 8 están terminadas y otras 4 están en ejecución. Por lo tanto con más de la mitad de los proyectos que se debían haber hecho durante el 2019 todavía ni se ha empezado. Es evidente que la situación con el COVID-19 complica el proceso pero se podía haber hecho de manera telemática. Sin embargo, creemos que esta situación es la excusa perfecta del Gobierno Municipal para ganar tiempo, ya que hasta ahora ha sido incapaz de cumplir con la mayoría de compromisos que adquirió con los presupuestos participativos para 2019”.

Araneta defiende que la proximidad a los barrios es fundamental: “en estos momentos de tanta incertidumbre en el ámbito  social, económico y sanitario son fundamentales las políticas de participación, pues es el mejor termómetro para un diagnóstico de las necesidades de la ciudadanía donostiarra, y una oportunidad para no seguir reproduciendo el modelo de toma de decisiones para la ciudadanía pero sin la ciudadanía. Estamos en momentos de estar cerca de las y los donostiarras, no de anular una de las principales vías de participación que tienen.

En este sentido, la concejal destaca que “la suspensión del proceso de presupuestos participativos ha sido una decisión unilateral que no ha sido consensuada con los demás grupos municipales y  con el agravante de que tengamos que enterarnos de ello por los medios”

Además, en contraposición con esta medida, Elkarrekin Donostia llevará a la siguiente comisión la necesidad de habilitar un espacio donde la ciudadanía pueda proponer medidas concretas que deba tomar el Ayuntamiento durante la crisis sanitaria. Además en esa comisión también se tratará la propuesta su propuesta de modificación del Reglamento del Pleno para que la ciudadanía pueda participar y tomar la palabra en el propio pleno.

“Hay que recordar que se trata de  una promesa electoral del Gobierno Municipal y  por tanto es momento de remar todos juntos para llevar a cabo un concepto de gobernanza amplio que se demuestre en momentos tan críticos como éste y que incluya a todos los agentes, también a las y los donostiarras, y por ende dar cabida  a la participación real de la  ciudadanía”, concluye Araneta.