Nota de prensa

El RACVN quiere manifestar su desacuerdo con la medida e insta al consistorio a que se replantee nuevamente su decisión. Además, el club automovilista no comparte las medidas propuestas por el consistorio  de “semipeatonalización” y las de algunas asociaciones ciclistas orientadas a un utópico “uso masivo” de las bicicletas.

   El RACVN quiere mostrar su disconformidad con la medida planteada por el Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián, de reanudar la OTA el próximo lunes e insta al consistorio a que se replantee nuevamente su postura.

   El club automovilista considera que la situación de Estado de Alarma no ha cesado y además siguen observándose nuevos contagios. Por lo tanto no debería variar el criterio sobre la OTA.

   El RACVN recuerda una vez más que los usuarios que utilizan su automóvil durante el Estado de Alarma lo hacen por necesidad y por seguridad. Por lo tanto, quien vaya a utilizar su automóvil estos días, lo va a hacer de igual manera, haya OTA o no, incluso si ésta duplicase los precios de sus tarifas.

  Con la reinstauración de la OTA, muchos usuarios se verán obligados a utilizar los parquímetros y obtener el ticket manipulando las botoneras, de tal manera que los parquímetros se podrían convertir en una fuente de contagio. El sistema de estacionamiento obligará a muchos usuarios a salir a la calle a mover su vehículo y a volver a pagar por ello. El Real Decreto no contempla estas acciones como justificaciones para poder salir a la calle.

   Además, provocará, que personas del colectivo más vulnerable, que están guardando el confinamiento tal y como marca el Gobierno a través de sus recomendaciones e instrucciones, se vean obligadas a salir de su vivienda a buscar aparcamiento o a cambiar sus coches de zona cada determinado plazo de tiempo. Es decir, el Ayuntamiento les obligará, para no ser sancionados por la ordenanza municipal, a vulnerar el Real Decreto (por una causa no regulada en el mismo) pudiendo causar, sin mejora para la ciudadanía, un mayor número de contagios y a sufrir una sanción económica si los agentes de la autoridad consideran que su salida de la vivienda no está justificada. Y repetimos, la búsqueda de aparcamiento no lo es. En el RACVN entendemos que esta medida no es ni ética ni siquiera defendible jurídicamente ya que está llamada a vulnerar un RD del Gobierno.

El transporte privado, fundamental durante la pandemia

   En la situación excepcional en que vivimos, el automóvil privado no compartido es el medio más seguro, ya que evita el contacto con otras personas. Y así lo han indicado distintas autoridades en sus distintas intervenciones, destacando las del Ministerio de Transporte

   Si algo ha demostrado la pandemia es que el uso del automóvil, que se ha pretendido desprestigiar y obstaculizar con todo tipo de trabas, ha resultado ser fundamental e imprescindible para la movilidad de las personas, para las situaciones de emergencia y de necesidad real y también para la economía (fabricación de vehículos y componentes, mantenimiento, recambios, gasolineras, etc).

   Además, el RACVN quiere recordar que el transporte público (en combinación con el privado) sigue siendo fundamental.

Las “semipeatonalizaciones” y el uso de la bicicleta

   Asimismo, el club automovilista no comparte las medidas propuestas por el consistorio de “semipeatonalización” de varias calles de la ciudad, al considerar que resulta prácticamente imposible poder circular a 10km/h con un automóvil, por muy despacio que se pretenda conducir.

   Entendemos que esta medida está exclusivamente destinada a los vehículos privados, pero, ¿se va a encargar el Ayuntamiento de extender esa limitación de velocidad también a los ciclistas y usuarios de los patinetes eléctricos u otras formas de movilidad qué fácilmente pueden también superar esas velocidades? En ese caso, ¿cómo va a proceder?

   Respecto al uso de la bicicleta y las propuestas emitidas por asociaciones ciclistas, el club automovilista recuerda que la intención de procurar un “uso masivo” de este tipo de transporte es completamente imposible. El RACVN recuerda que la ciudad es mucho más que los barrios del Centro, Gros o Amara, y por lo tanto existen distancias mayores, una orografía y un clima que no permiten que todas las personas puedan hacer uso de este medio de transporte. El envejecimiento de la población y las realidades de muchas personas (laborales, de salud, edad, etc), tampoco posibilitan que este medio de transporte se adecúe a sus necesidades de movilidad y por lo tanto que se convierta en un medio “masivo”.

   Respeto a la implantación de zonas 30 en toda la ciudad, para crear carriles bici, el RACVN considera que esta propuesta ralentizaría el tráfico generando aglomeraciones de vehículos en algunos puntos y horas concretas pese a que el tráfico sea mucho menor que el habitual.  Además, propiciará que cada automóvil contamine más para realizar un mismo recorrido, (por estar más tiempo encendido y por un tipo de conducción “artificial y excesivamente ralentizado” que se traduce en un mayor consumo de combustible y por lo tanto mayores emisiones).

   El RACVN recuerda que para que los ciclistas puedan circular con seguridad ya existen los bidegorris y que depende de los propios usuarios el mantener la distancia de seguridad entre ellos, al igual que ocurre con los automóviles en carretera. Asimismo señala que, en esta circunstancia excepcional, todavía sigue siendo la tónica habitual ver a ciclistas circulando por la carretera en paralelo a  bidegorris en los que no se aprecian aglomeraciones de tráfico (es decir, circulan por la carretera porque consideran que los bidegorris no son para ellos y no por el hecho de que los bidegorris puedan estar ocupados en ese momento o  que registren una grandes aglomeraciones en los mismos.).

   El RACVN se muestra especialmente cauto respecto a la propuesta de reanudar el servicio de bicicleta pública dBizi, al entender que las bicicletas compartidas y utilizadas por varias personas puedan convertirse en una fuente de contagio del virus (al igual que en el caso de los parkímetros). No tiene sentido que haya una persona en cada punto de dBizi lavando y desinfectando completamente las bicicletas cada vez que éstas sean usadas.  En ese sentido, el club automovilista considera que sería oportuno posponer su puesta en macha para cuando la epidemia haya remitido y que los ciclistas opten por el momento por las bicicletas privadas no compartidas (aunque somos conscientes que no todo el mundo dispondrá de las mismas) 

En conclusión

   El RACVN, al igual que en el caso de Bilbao, insta al Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián y a sus ediles a paralizar la entrada en vigor de la OTA, al menos hasta que el Gobierno de España, decida terminar con el Estado de Alarma.

   Aún se está a tiempo de no ser actores de generar políticas que en vez de aminorar los riesgos del contagio del COVID-19 ayuden a propagarlas.

   Asimismo recuerda que el uso del automóvil ha demostrado ser imprescindible en estas circunstancias y por lo tanto insta al Ayuntamiento a que no le ponga nuevas trabas y sobre todo que no fomente otras formas de movilidad a costa de perjudicar sistemáticamente a los automovilistas.

   El RACVN considera positivo que se quiera fomentar otros tipos de movilidad y además considera que muchos de ellos son también fundamentales, como el transporte público. Sin embargo, considera que no se pueden fomentar a costa de perjudicar sistemáticamente a los automovilistas y recuerda que estos medios de transporte no son capaces de cubrir las necesidades de movilidad de todos los ciudadanos.