Nota de prensa

Policlínica Gipuzkoa inicia el camino hacia la normalidad y reactiva sus servicios asistenciales de consultas externas y cirugía tras haber introducido cambios sustanciales para garantizar la seguridad de sus trabajadores y de sus pacientes. Para ello, se han delimitado circuitos y espacios y se han adaptado las instalaciones para garantizar la seguridad de los pacientes que acuden a las consultas.

A todos los pacientes que accedan a Policlínica Gipuzkoa se les facilitará gel hidroalcohólico y mascarillas en la entrada, y se les tomará la temperatura en su acceso al recinto, tanto al paciente como a su acompañante. Desde Policlínica Gipuzkoa se pide que los pacientes que acudan lo hagan siempre que sea posible sin acompañante. Y en caso de ser acompañados, que sea de una sola persona.

Las agendas de consultas se están adaptado a la nueva realidad, dejando un mínimo de 20 minutos entre cada paciente, para asegurar una menor coincidencia de personas en las salas de espera y procurando que en un solo desplazamiento se realicen todas las pruebas necesarias.

En las salas de espera se mantendrá la distancia de seguridad mínima entre cada persona, por lo que se han reorganizado las estancias, indicando los asientos disponibles para mantener la distancia de seguridad.

Se han adaptado también los protocolos, de forma que a cada paciente que requiere ser ingresado en Policlínica Gipuzkoa se le realiza la prueba de COVID-19 mediante el test serológico de AC. Esto se aplica para todo tipo de ingreso: médico, quirúrgico y partos.

Se trata de un plan de actuación para proteger tanto a pacientes como a trabajadores del hospital.