Nota de prensa

El pasado 17 de abril la Ejecutiva Local de Eusko Alkartasuna mostraba su preocupación ante los datos que el sindicato ELA mostraba sobre una residencia de Donostia, y además de la falta de información que denunciaban varios Grupos Municipales del propio Ayuntamiento.

En los días posteriores el alcalde Eneko Goia reconocía en un medio de comunicación que la situación más dura se estaba produciendo en esa residencia y que no se habían “podido evitar determinadas situaciones” aun así el alcalde creía que se había actuado correctamente y que en el resto de las residencias la intervención había sido buena.

En el día de ayer pudimos leer gracias a los medios de comunicación, que el juzgado desestimaba la demanda del sindicato contra la situación laboral de la residencia, ponderando el esfuerzo de las direcciones de los centros de Gipuzkoa en condiciones adversas, cumpliendo en todos los casos las normas de protección y seguridad que las administraciones han ido dictando, mientras de la falta de equipamientos de protección decían que “en su caso, cierto desabastecimiento de material de protección que se produjo a nivel mundial y que fue subsanado en cuanto se pudo”.

A nuestro parecer aún se debe aclarar ciertos datos que ofreció el sindicato y el alcalde debería dar los datos que tiene sobre las residencias, centros de personas mayores y los centros de personas discapacitadas, que se encuentran en nuestra ciudad.

No hemos tenido problema alguno durante en esta crisis en felicitar al Gobierno Municipal por las medidas que ha ido tomando en diferentes cuestiones, pero queremos insistir que “echamos en falta, que el Gobierno Municipal no salga a iniciativa propia y aclare lo que está ocurriendo en las residencias y en los centros de personas mayores y discapacitadas”.