Nota de prensa

Desde EH Bildu queremos salir al paso de unas declaraciones realizadas por la concejaladelegada de movilidad, Pilar Arana, en la que manifestaba su deseo de que este verano hubiera atascos en la ciudad, porque el número de coches que llegan al centro es, a su entender, indicador de actividad económica. EH Bildu va a registrar una solicitud de comparecencia urgente para que explique a la ciudadanía donostiarra qué tipo de planificación tiene entre manos el Gobierno municipal de cara al proceso de desescalada, si es que la tiene, para permitirse afirmar semejante anhelo.

Pilar Arana, en una entrevista en Teledonosti ha afirmado literalmente: “A pesar de que como concejala de movilidad no me gustaban los atascos y la congestión en verano, ahora decimos pues ojalá haya ese atasco en verano y ojalá vengan los coches hasta el centro”. Y, a continuación, la concejala de movilidad asegura que, a su entender, el número de coches es indicador de actividad económica.

No se puede permitir que una concejala de movilidad haga dejación de sus funciones y alardee de ello en público. O rectifica estas declaraciones y se pone a trabajar para cumplir los objetivos de su Departamento o que dimita de su cargo, no hay otra salida.

Pero estas declaraciones no son sino la punta del iceberg del problema de fondo, porque este Gobierno municipal está a años luz de fomentar una movilidad sostenible desde un punto de vista de reducción de emisiones y lucha contra el cambio climático. Y si la política de movilidad de Eneko Goia ya dejaba mucho que desear antes de la pandemia, durante el confinamiento y de cara al proceso de desescalada está siendo un auténtico desastre.

Siendo la bicicleta el sistema más seguro, desde un punto de vista sanitario, para moverse por la ciudad, este Gobierno municipal no ha llegado ni a cumplir el expediente en este ámbito. Recordemos que Goia anunció que se iban a convertir en “zona 10” (convivencia peatón, bici, coche) 5 calles que en total no suman ni 800m y que la Avenida de la Liberad (400 m) pasaba a ser zona 3 (coche +bici). Se anunciaron más medidas en otras pocas calles más pero no se sabe nada hasta la fecha. Mientras, otras ciudades como Barcelona desde el primer día peatonalizaron más de 80km de calles y habilitaron 21 km de carriles bici provisionales, otras como Granada anunciaban nada menos que 75 km de carriles bici y 50 peatonales. Los pasos de Milan, Paris y otras ciudades van por el mismo camino. Y esta apuesta no es algo temporal: según declaran sus representantes no habrá marcha atrás en estas medidas.

Desde EH Bildu hemos hecho varias propuestas para el fomento del uso de la bicicleta como medio más seguro y eficaz de transporte en la ciudad, tanto en pleno confinamiento (bidegorri para subir a hospitales para uso de trabajadores/as sanitarios) como para la desescalada (bidegorris provisionales en los principales ejes de la ciudad: Avd.Elosegi-Miracruz; AmaraPoligono 27, Polígono de Igara, etc.). Todas estas propuestas han sido rechazadas por el Gobierno PNV-PSE.

Y recordemos que Donostia es miembro de la La Red de Ciudades por la Bicicleta , que lanzó un ‘Plan de choque para impulsar el uso de la bici’ el pasado 22 de abril. Y, a pesar de que la propia Pilar Arana participó vía telemática en la presentación de dicho Plan, prácticamente ninguna medida se está aplicando en Donostia. Y, vistas las declaraciones de Pilar Arana, priorizando el coche ante todo y antes todos, no tiene ninguna intención de cumplir.