Nota de prensa

Kalapie quiere mostrar su mayor disconformidad con la decisión del Ayuntamiento por la suspensión sine die del servicio de bicicleta pública de la ciudad, Dbizi. 

Nada más entrar en el estado de emergencia, Kalapie insistió al Ayuntamiento en la reorganización del servicio para que lo pudieran utilizar los sanitarios, por ejemplo, para subir a Hospitales. No sólo no se reorganizó, sino que Donostia fue a nivel nacional una de las primeras ciudades en detener el servicio.

La suspensión sin fecha de vuelta (hemos leído en prensa que incluso puede retrasarse hasta 2021) nos hace pensar que el Ayuntamiento tiene poca o ninguna voluntad de reactivar el servicio lo antes posible. 

Al igual que el sobrecoste que está suponiendo el impulso al transporte público con un drástico descenso en número de usuarios tras la crisis, queremos pedir que también se destinen recursos para reactivar Dbizi. Creemos que el Ayuntamiento tiene que hacer una profunda reflexión en la gestión de lo sucedido y cambiar de actitud para la potenciación de su uso.

Pedimos pues la reapertura de Dbizi en el periodo mínimo que le pueda conllevar la gestión del contrato y su puesta en marcha, así como la reactivación del plan para su extensión al resto de la ciudad; más si cabe en estos tiempos donde se va a aumentar en número de usuarios por las ganas que tiene la ciudadanía de moverse de manera activa por toda la ciudad tras este duro confinamiento.

Para los estudiantes que llegan en transporte público y se acercan en Dbizi a la universidad, para las personas que no tienen una bici y desean utilizar el servicio, para los turistas,… nos preguntamos:

¿Qué solución va a ofrecer el Ayuntamiento a todas ellas?