Nota de prensa

• EH Bildu ha aportado datos, informes y denuncias de vecinos/as y sindicatos que hubieran hecho saltar todas las alarmas en cualquier obra

• EH Bildu pide que empresa externa haga un informe geotécnico independiente, ya que esa es la única manera de conocer el riesgo real de las obras de la pasante.

Esta mañana la Comisión municipal de Espacios Públicos del ayuntamiento de Donostia, se ha tratado la petición de comparecencia urgente del alcalde Eneko Goia, solicitada por los grupos municipales de EH Bildu, Elkarrekin Donostia y PP, tras el accidente ocurrido en la calle Zubieta el pasado 5 de junio como consecuencia de las obras de la pasante del metro. Eneko Goia ha explicado la intervención del ayuntamiento, aunque sin asumir responsabilidades ni exigírselas a ETS o el Gobierno Vasco. Al contrario, se ha dedicado a quitar hierro a lo ocurrido, sin comprometerse a dar ningún paso extraordinario con la seguridad de los vecinos y vecinas y los trabajadores y trabajadoras del túnel.

Antes de comenzar la comparecencia, la portavoz de EH Bildu, Reyes Carrere, ha pedido responsabilidades políticas por el error cometido, al tiempo que ha exigido al Gobierno municipal de Donostia y al alcalde Eneko Goia que se comprometa con la seguridad de todos y todas las vecinas afectadas. Para justificar la urgencia de la comparecencia del alcalde ha preguntado: “¿Están seguros y seguras las vecinas de la calle Zubieta?¿En qué informes técnicos se basa para decir que el peligro ya se ha pasado? ¿En qué informe se basó ella concejala Nekane Arzallus para salir ante la prensa en un primer momento a informar a la ciudadanía donostiarra de que el metro no tenía nada que ver?¿Los intereses de quién defiende el Gobierno municipal, de ETS o de la ciudadanía donostiarra?”.

La concejala Garbiñe Alkiza, por su parte, ha asegurado, aportando datos, informes y denuncias, que este era un accidente que se podía haber evitado si se hubiera atendido a todas las consecuencias de las obras y a las denuncias de trabajadores/a y vecinos/as.

Garbiñe Alkiza ha enumerado los antecedentes que habría hecho saltar todas las alarmas en cualquier obra, al mismo tiempo que dejan en evidencia el manto de oscurantismo que cubre todo lo que tiene que ver con las obras de la pasante del metro:

1. Vídeos de los trabajadores/as. Dos días antes de producirse el socavón aparecían varios vídeos en las redes sociales, grabados algunos días antes por los obreros del túnel de EH Bildu Miraconcha, en las que se apreciaban vías de agua y una acumulación de hasta dos metros de agua en el suelo del túnel.

2. Denuncias de los vecinos y vecinas de la calles Zubieta. Al margen de las denuncias realizadas en otras calles, los vecinos y vecinas de la calles Zubieta habían interpuesto al menos 11 denuncias ante ETS desde el pasado septiembre porque habían aparecido grietas en los edificios. Al menos 9 de estas denuncias habrían sido admitidas y ETS habrá adquirido el compromiso de reparación. Todas estas denuncias está recogidas enun informe de ETS al que ha tenido acceso el grupo parlamentario de EH Bildu en Gasteiz.

3. Denuncia de ELA: ELA ha denunciado ante la inspección de trabajo que no se tomaron medidas ante la aparición las vías de agua que aparecieron días antes del socavón, lo que puso en riesgo tanto a trabajadores/as como a vecinos/as. Según el sindicato mayoritario, además, hay indicios que llevan a pensar que hubo más de un desprendimiento. Señala en la denuncia por inacción a la UTE que forman Mariezcurrena S.L., Zubieder, Campezo, Sacyr y Cavosa, y añade que las consecuencias podrían haber sido mucho más graves.

4. Denuncia de “Donostia Defendatuz”. La coordinadora integrada por siete movimientos sociales alertó, en febrero de 2019, que se iba a producir una desestabilización de la capa arenosa del subsuelo, que las filtraciones fluirían hacia los túneles y que esa desestabilización provocaría importantes afecciones en las estructuras d ellos edificios.

Eusko Tranbide Sarea (ETS) salió inmediatamente al paso de estas declaraciones para afirmar que “realizar afirmaciones de este tipo pretende generar confusión y alarma”, denunciando “la campaña de desinformación impulsada por la coordinadora ya que la totalidad de la actuación del nuevo túnel subterráneo transcurre en terreno rocoso”. Sin embargo, las grietas que continuamente aparecen en los edificios y el propio socavón del 5 de junio han dejado en evidencia que, de haber una campaña de desinformación, es la de ETS.

5. Informe de ETS: Con fecha 3 de marzo de 2020, la entidad Red Ferroviaria Vasca – Euskal Trenbide Sarea (ETS) remite un escrito de alegaciones a las Comisión Vacas de acceso a la información pública, a la que tubo que acudir una vecina del edificio que hace esquina entre la calle Easo y Zubieta para pedir información sobre las obras, tras comprobar que el edificio está sufriendo una grave desestabilización estructural. En dicho escrito de hace escasos 3 meses, ETS señala que no ha hecho ningún “modelo de simulación de afecciones de la obra subterránea sobre los edificios construidos en los arenales fluvio-mareales del centro urbano y del barrio de Amara y que se sitúan en las proximidades del trazado del tramo Miraconcha-Easo del Metro de Donostialdea.” La razón que esgrime para ello es la siguiente: “las obra subterráneas contempladas en los dos tramos de la variante del Topo se proyectan y desarrollan completamente en macizo rocoso, adecuando su método de excavación para su ejecución en roca sana ”. Sin embargo, el socavón del 5 de junio ha dejado en evidencia que la roca no era uniforme y cuesta mucho creer que ETS no fuera consciente de ello. Lo que no ha explicado hoy ni el alcalde, ni tampoco ETS, es por qué no se han hecho hasta ahora estos estudios geotécnicos. En ese sentido, EH Bildu ha pedido que una externa haga un informe geotécnico independiente, ya que esa es la única manera de conocer el riesgo real de las obras de la pasante.