Nota de prensa

La asociación ha repartido estos días más de 4.000 Guías en todas las viviendas de la Parte Vieja.

Esta Guía es una herramienta para comprender que concurren unas reglas de juego a las que vecinas y vecinos, sectores económicos y comerciales y, por supuesto, Ayuntamiento, estamos interpelados a respetar, cada uno con su nivel de responsabilidad.

Una respuesta a la demanda de muchas vecinas y vecinos de la Parte Vieja que, en el tiempo, han visto deteriorarse su salud y su calidad de vida, han visto irse a jóvenes -que ya no volverán- y han visto cómo la identidad histórica y cultural del barrio poco a poco va diluyéndose.

Un instrumento frente a la resignación, contra la idea de que lo que pasa en la Parte Vieja no tiene solución, para entender por qué, normalmente, el Ayuntamiento mira hacia otro lado ante tantos problemas, por qué no hace cumplir sus propias normas y por qué se le olvida con demasiada frecuencia que en un perímetro de 1,5 km. vivimos 5.800 personas.

Conocer las ordenanzas municipales, nuestros derechos, saber cómo actuar ante la cantidad de problemas que se generan en el barrio todos los días, determinar los ámbitos de responsabilidad, a dónde y cómo acudir, etc., todo ello, se resume en esta Guía.

Ha sido un año de trabajo en equipo para informar sobre una reglamentación básica y legal dispersa que, habitualmente, el vecindario desconoce.

Que las normativas sectoriales se cumplan, que se ejerza un control de las autorizaciones concedidas, que se inspeccione y se actúe ante los incumplimientos de las ordenanzas, que el interés común general esté por delante de los intereses económicos privados, etc. no son privilegios, sino derechos del vecindario y una obligación para Ayuntamiento.