Nota de prensa

La coalición llevará al pleno las reclamaciones de los vecinos sobre las obras del metro sobre las que el Gobierno municipal sí tiene competencia.

La portavoz del grupo municipal, Aitzole Araneta, ha señalado que antes de que apareciera el socavón de la calle zubieta, su grupo ya iba a llevar el tema de las obras del metro al pleno, ya que “cada vez que se ha debatido sobre algo relacionado con las obras, el Gobierno municipal se ha mostrado evasivo, delegando toda la responsabilidad en ETS y obviando que sí que tiene competencias en el control del ruido y de los desperfectos ocasionados en los edificios”.

Araneta ha explicado que “existe una ordenanza sobre el ruido que todas las obras deben respetar independientemente de quién sea el promotor. Esa ordenanza da poder al gobierno para medir el ruido que se produce y para paralizar la obra si fuera necesario, aunque sea una obra promovida por otra administración. Además el Gobierno municipal tiene la competencia sobre la vigilancia de los posibles desperfectos producidos en los edificios de la ciudad. Sin embargo, en vez de utilizarla para atender las demandas de  los vecinos lo han hecho para disimular las afecciones de la obra en la ciudad”.

La portavoz de Elkarrekin Donostia ha comentado que “el socavón que afectaba a la estructura del edificio de la calle zubieta fue descubierto por casualidad y no es el primer edificio afectado en la ciudad, por ello, pediremos al Gobierno medidas para vigilar los edificios hasta que acabe la obra. También pediremos al Gobierno que atienda las quejas de los vecinos relacionadas con el ruido, ya que hasta ahora se ha desentendido del tema sin atender a los afectados”.