Prentsa oharra

EH Bildu exige que Gros y el centro sigan la senda de la Parte Vieja y sean declaradas con carácter de urgencia “zonas saturadas de actividades hoteleras”.

El Departamento de Urbanismo ha confirmado a EH Bildu que la SADE ha presentado un0 proyecto hotelero para el edificio del Bellas Artes. Además, el Gobierno municipal ha confirmado también que el edificio que albergaba la ikastola Claret en Sagues tiene muy avanzada la tramitación para convertirse en un nuevo hotel. Llama poderosamente la atención
la falta de transparencia y que, a pesar de que el proyecto esté tan avanzado, el Gobierno de Eneko Goia no haya informado todavía a la ciudadanía de ello, más si cabe en periodo electoral, cuando cada partido debe hacer pedagogía sobre cuál es su proyecto político y socio-económico.

Han sido incontables las veces que EH Bildu ha solicitado una moratoria para las nuevas actividades hoteleras, además de pedir que se haga un estudio detallado sobre el nivel de concentración hotelera que sufren las distintas zonas de la ciudad. Todo ello como paso previo a designar las zonas más afectadas por la proliferación de hoteles como zonas saturadas en las que esté prohibido abrir ningún hotel más.

Desde EH Bildu hemos propuesto la declaración de zona saturada de usos hoteleros, entendidos éstos como los de hospedaje de personas, ejercido con fines lucrativos, en cualquiera de sus modalidades (hoteles, pensiones, albergues, etc.) incluida las de viviendas que se destinan a usos de alojamiento turístico, o alquiler de habitaciones de uso turístico en vivienda habitual a los barrios más afectados: Gros-Ulia y Centro. Es una medida que ya se ha aplicado en la parte Vieja y que creemos que es urgente aplicar, al menos, en estas dos zonas de la ciudad.


Pero la avalancha de hoteles no es algo nuevo en esta ciudad. De hecho, el pasado febrero EH Bildu ya alertó de que Claret iba a seguir el mismo camino que decenas de edificios de esta ciudad. Pero, lamentablemente, vemos que el Gobierno de PNV y PSE sigue por el mismo camino de antes de la pandemia: apostar por el monocultivo turístico para Donostia.

PNV y PSE no han aprendido nada de la difícil situación que está atravesando la ciudad estos meses como consecuencia del modelo de ciudad impulsado por Eneko Goia. El peso del sector turístico ya es del 12% del PIB y, como demuestran estos nuevos proyectos hoteleros, la intención del PNV y el PSE es que este sector siga creciendo en detrimento de otros sectores mucho más beneficiosos para la ciudad.

La consecuencia de esta apuesta ciega por el turismo es que hoy en día somos la ciudad vasca donde más sube el paro (+25%), con unos puestos de trabajo caracterizados por la precariedad laboral, mientras se dejan caer, por ejemplo, la industria y la inversión en innovación y desarrollo (en 2017 la inversión en este ámbito era del 1,2% del PIB, mientras que 2013 era del
1,3%). Es decir, nos espera un futuro económico muy oscuro si la ciudad no toma un nuevo rumbo.

Y es que la proliferación de hoteles no es inocua para la ciudad y tiene consecuencias en el derecho a la vivienda, en el modelo comercial y en el día a día de los barrios que se llenan de hoteles. A lo que hay que sumar el problema añadido que tenemos en esas mismas zonas con otras formas de alojamiento vacacional, como los pisos turísticos. Según los último datos
censales publicados por el INE, en diez años Gros ha perdido 1.144 habitantes (6%), el Centro 639 (7%) y la Parte Vieja 313 (5%), mientras la ciudad ganaba un 1%.

EH Bildu cree firmemente que el Gobierno de Eneko Goia tiene que cambiar 180º el rumbo que ha dado a la ciudad, más si cabe tras las enseñanzas que nos deja la crisis económica derivada el Covid-19, y empezar a poner a la ciudadanía y a las personas en el centro de las políticas públicas.