Nota de prensa

● Araneta destaca que la pandemia ha demostrado que tener
una vivienda digna es fundamental para garantizar la salud
de todas las personas, “los hogares han sido hasta ahora
nuestra única vacuna contra el covid, hagamosla accesible
para todos y todas”


Elkarrekin Donostia (coalición compuesta por Podemos Euskadi,
Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak) ha presentado este mediodía las
principales modificaciones a las ordenanzas fiscales para el 2021.
Aitzole Araneta, portavoz del grupo municipal, ha defendido durante
la rueda de prensa que las propuestas de la coalición compensarían
los ingresos previstos por el Gobierno municipal, “pero distribuyendo
la carga impositiva de una forma más justa y equilibrada
socialmente”.

Y es que, según ha explicado Araneta, tras meses de pandemia es
imprescindible cambiar de políticas y “centrar nuestros esfuerzos en
cuidar a los y las donostiarras”.

En este sentido, la portavoz de Elkarrekin Donostia ha advertido que
en algunos apartados de las propuestas del Gobierno municipal “se
aprecian cambios”, pero para la coalición progresista son
“insuficientes en algunos casos y en otros directamente van en
sentido contrario a lo que creemos necesario”.

Así, Araneta se ha centrado en la subida del 150% del IBI sobre las
viviendas vacías, “porque si algo ha dejado claro el covid es la
importancia de tener una vivienda para garantizar la salud de todas
las personas. Hoy, que hay preocupación porque la vacuna llegue a
todo el mundo, tenemos que señalar que los hogares han sido hasta
ahora nuestra única vacuna efectiva contra la pandemia, hagamosla
accesible para todos y todas”.

Además Araneta ha indicado que se debe recalcular el número de las
viviendas vacías, ya que el Gobierno Vasco contaba que había unas 6 mil y el Ayuntamiento 4 mil, pero el año pasado sólo se impuso el IBI
a 800. “Aplicando la subida se recaudarían en torno a 240 mil euros
más, que podrían llegar a ser un millón más si se cuenta con un
parque más ajustado a la realidad”.

Por otro lado, Elkarrekin Donostia está estudiando una proposición
normativa, coordinada con el grupo de Elkarrekin Podemos en las
Juntas Generales, para gravar a las propiedades no residenciales con
valor de más de un millón de euros.

Otro de los fundamentos de las propuestas del grupo es congelar las
tasas de Saneamiento y Basuras, que el Gobierno propone subir un
3%. Araneta ha recordado que Saneamiento se ha subido un 10,5% en
los últimos 5 años y la tasa de basuras subió un 23% durante la
legislatura pasada y otro 4,5% el año pasado. “Estas subidas de tasas
afectan por igual a los hogares independientemente de su nivel de
ingresos. Por lo tanto, teniendo en cuenta que el saneamiento y la
recogida de las basuras están directamente relacionadas con la
higiene y la salud y que precisamente estamos entrando en un
periodo de crisis económica derivada de una crisis sanitaria, no nos
parece adecuado cargar justo sobre aquellos recursos que se han
mostrado esenciales”.

Por último, Araneta ha propuesto una subida del 3% en el Impuesto
de Actividades Económicas, teniendo en cuenta que a empresas que
facturen hasta 1 millón de € no se les cobrará este impuesto y solo
serán aquellas que generen más de esta cantidad las que pagarán el
IAE, y es que ha justificado que “en situaciones como la que estamos
viviendo son a los que más tienen y a los que más pueden ayudar a
los que les toca contribuir en mayor medida para superar esta
situación”.