Nota de prensa

Más del 60% de la población mayor de 45 años sufre de ojo seco; esto es, alrededor de unos 5 millones de personas. Se trata de una patología ocular que afecta principalmente a mujeres y que se incrementa con la edad, hasta llegar al 80% en mayores de 60 años.

“Vemos muchas patologías, sobre todo en mujeres, con síntomas de lagrimeo y escozor, que en realidad son síntomas de ojo seco” explica Lourdes Ruiz, oftalmóloga del Hospital de Día Quirónsalud Donostia y Policlínica Gipuzkoa.

Una de las causas del ojo seco es la inflamación del párpado, conocido como blefaritis. En palabras de Lourdes Ruiz, “La blefaritis está causada por bacterias y microorganismos que están en el párpado o borde palpebral, que van creando una capa de suciedad, y como es de difícil acceso, no podemos limpiar bien y esto produce una inflamación crónica que hace que la lagrima no sea de buena calidad”.

Ocurre cuando las glándulas que protegen la superficie ocular se obstruyen, por ejemplo, con el maquillaje. “Es muy importante que la raya del ojo se realice por debajo del borde de las pestañas, ya que en el borde interno se encuentran unas glándulas muy importantes que producen capas de la lagrima. Si no retiramos el maquillaje de forma adecuada podemos tener ojo seco, irritaciones, lagrimeo…” explica la oftalmóloga.

Para hacer frente a ese problema, el Hospital de Día Quirónsalud Donostia ha implementado un nuevo tratamiento llamado Blephex, también conocido como microexfoliación palpebral.  El Blephex se basa en reducir los desechos bacterianos, las principales causas de la enfermedad inflamatoria del párpado. Se trata de una pequeña máquina que se utiliza para girar con mucha precisión y cuidado una microesponja de grado médico a lo largo del borde de los párpados y las pestañas, eliminando la suciedad y exfoliando los párpados.

“Es una limpieza que se realiza en consulta, es un tratamiento ambultario que dura unos 20 minutos y que tiene muy buenos resultados” concluye la oftalmóloga.