Nota de prensa

Convocados por la plataforma KAIA BIZIRIK, se concentraron ayer, 10 de
agosto, decenas y decenas de personas en el Muelle, para reivindicar el baño, la pesca, el juego y recreo infantil, etc. en el Muelle (tornazulo, rampa…) y el Náutico.

Actividades y usos que han llegado vivos hasta nuestros días pero que el
Ayuntamiento de Donostia y el Gobierno Vasco han prohibido este verano sin dar ninguna explicación.

Hace un mes que la plataforma solicitó una reunión urgente a la Dirección de Puertos y Asuntos Marítimos del Gobierno Vasco con el fin de garantizar una solución satisfactoria. De momento, no ha habido respuesta.

Y se han recogido alrededor de 1.500 firmas en apoyo a dicha reunión.
Deseamos que el Covid no sea una excusa para impedir el derecho de la ciudadanía al disfrute compartido de esos espacios.