Nota de prensa

La coalición denuncia que el gobierno de PNV y PSE ha mantenido un vertedero ilegal con material peligroso sin ningún tipo de protección durante al menos seis meses.

La coalición compuesta por Podemos Euskadi, Ezker Anitza-IU y
Equo Berdeak presentará en el Pleno de la próxima semana una
moción de control relativa al vertedero ilegal de Martutene con el
objetivo de instar al Gobierno municipal a reforzar la vigilancia
ambiental y a que tenga mayor implicación para hacer frente a la
proliferación de vertidos ilegales, sobre todo tras las nuevas
informaciones sobre la contaminación de la incineradora de
Arkaitzerreka.

El pasado mes de febrero el colectivo ecologista Eguzki advirtió al
Ayuntamiento de la existencia de una escombrera ilegal en
Martutene, en el camino de Barkaiztegi, cerca de la entrada del
antiguo Instituto de Formación Profesional. Desde entonces, no se
ha procedido a la retirada de la escombrera y es por ello por lo que
han vuelto a denunciar la situación a finales del mes de agosto.
Haizea Garay, edil de Ezker Anitza-IU, señala que a pesar de la
situación vivida por la pandemia del covid 19, el Ayuntamiento
debería de haber tenido tiempo ya para haber procedido a la
recogida de los desechos.

Por este motivo, Elkarrekin Donostia presentó una interpelación en
la comisión de Espacio Público la semana pasada, donde el concejal
delegado de Vías Públicas informó que no se había producido la
retirada de los vertidos porque entre los residuos había uralita, la cual
debía ser recogida de forma segura por una empresa especializada.
Ante la sorpresa de que había material peligroso en el lugar, y este
no tenía ningún tipo de aislamiento o protección durante todos
estos meses, Elkarrekin Donostia considera que se han de tomar
medidas de protección para una retirada urgente de los materiales
vertidos de forma ilegal.

Garay advierte que han denunciado al menos otros dos vertederos
ilegales en diferentes entornos de la ciudad (Belartza II, charca de
Mendiola) en lo que va de año y por ello consideran necesario
reforzar la vigilancia ambiental al objeto de evitar situaciones como
la actual.


Vertido en Arkaitzerreka
Asimismo, Elkarrekin Donostia recuerda las denuncias que han
trasladado a comisión y pleno en relación a los diferentes vertidos
que en el último año se han producido en regatas como las de
Txingurri, Ibaeta, o la más reciente de Arkaitzerreka. En relación a
esta última, Garay considera que el Gobierno municipal debe
informar a los grupos de todas las informaciones que GHK
(Gipuzkoako Hondakinen Kontsorzioa) le haya podido proporcionar
sobre las investigaciones del Seprona y la Ertzaintza y si, tal y como
apuntan, la empresa que gestiona la incineradora es responsable del
daño medioambiental causado, “el Ayuntamiento debe tomar cartas
en el asunto”.

Para la coalición progresista, el hecho de que los vertidos reiterados a
la regata hayan sido posibles por la falta de medidas de seguridad en
la incineradora, tal y como recoge la investigación, hace pensar que
las administraciones públicas están haciendo una dejación de
responsabilidades a la hora de controlar el funcionamiento de esta
instalación.

Desde Elkarrekin Donostia recuerdan que estas actuaciones no
hacen más que constatar que “estamos ante una instalación
peligrosa para la salud y el medio ambiente” y el Ayuntamiento deb
actuar para preservar este hábitat.