Nota de prensa

Viggo Mortensen recoge el Premio Donostia del Festival de San Sebastián de manos del cineasta Agustín Díaz Yanes

Antes de presentar ‘Falling’, su debut como director, el intérprete recibe los saludos del productor Jeremy Thomas, el futbolista Beto Acosta y el director David Cronenberg.

Viggo Mortensen ha recibido hoy el Premio Donostia de la 68 edición del Festival de San Sebastián en una gala celebrada en el Kursaal, donde el actor estadounidense ha presentado el largometraje Falling, su debut como director. “Les felicitó por la tremenda suerte que tienen de seguir vivos y por el amor que demuestran al cine estando acá”, ha dicho el homenajeado al público tras recibir el galardón de manos del cineasta madrileño Agustín Díaz Yanes.

Visiblemente nervioso y emocionado, el actor y director ha agradecido un “lindo” premio que refleja “la larga historia del cine” y su “promesa como modo de expresión y comunicación creativa”. “Cuando pienso en la impresionante lista de los artistas que han recibido el Premio Donostia me siento muy afortunado de estar incluido en esa tradición y esa promesa. Lo valoro para seguir aprendiendo y mejorando en mi oficio”, ha asegurado.

Mortensen ha querido concluir con una “reflexión” sobre el momento actual. “De una manera u otra, el Covid-19 nos ha jodido a todos y seguirá jodiéndonos durante un buen rato, pero es sólo un obstáculo más en nuestra existencia. Siempre hemos vivido con la incertidumbre, aunque puede que seamos más conscientes de ello en este momento. La incertidumbre es ley de vida, pero no olvidemos que la vida es un regalo. Hemos de seguir adelante, acompañando a los que están solos y honrando a los que ya no están, haciéndolo lo mejor posible con lo que podamos imaginar”, ha proclamado antes de concluir en euskera con un “Gora Donostia Zinemaldia!” y con un sonoro “¡Viva el cine!”.