Nota de prensa

Araneta critica la “chapuza” y “tomadura de pelo” que están
siendo las obras de la pasante del Topo Aitzole Araneta, portavoz de la coalición compuesta por Podemos Euskadi, Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak, se ha mostrado muy preocupada por las afecciones que las obras de la pasante del Topo está causando a los y las vecinas de la ciudad, y ha preguntado a Goia por las medidas que está tomando para evitar el desamparo reiterado de las y los donostiarras ante el problemático y accidentado avance de la infraestructura.

Araneta ya lo advirtió hace unas semanas, “a nadie se le escapa a estas alturas que las obras del Metro de Donostia son una chapuza”.

Para la coalición progresista es alarmante, además, que el Ayuntamiento no tenga nada que decir al respecto, ni que tenga ninguna iniciativa para intentar paliar los efectos que está teniendo en la ciudadanía; sobre todo si, como parece, la construcción de la pasante del Topo se va a prolongar en el tiempo.

Durante las Comisiones del Pleno celebradas esta mañana en el Consistorio, Araneta ha justificado que con la suspensión de los trabajos, y la probable nueva licitación, se abre una oportunidad para afrontar el resto con mejores garantías para los vecinos afectados. “Es imprescindible mejorar la coordinación y la comunicación entre ETS, el Ayuntamiento y los servicios afectados para que no se repitan las situaciones que se han vivido los últimos años en la ciudad”.

Araneta ha criticado también los sobrecostes, “nos parece una tomadura de pelo que ahora, como ya avisó el consejero de Transporte, la obra se pueda encarecer entre un 50 y un 70%. Nos parece una tomadura de pelo que se de por normal ese encarecimiento sin estudiar si quiera las causas de porqué no se ha sabido esto antes de que ocurriera”.

La portavoz del grupo progresista ha denunciado, además, que el
Gobierno municipal haya querido hacer oídos sordos ante las quejas

de los y las donostiarras y haya optado por salvar la imagen del Metro
cueste lo que cueste. “Esto no se puede volver a repetir” ha concluído Araneta, que ha pedido transparencia y medidas. “Ha quedado demostrado que el proyecto era deficiente y que se ha tratado de tapar hasta ahora. Por eso, a pesar de que los gobiernos de PNV-PSE quieran hacer la obra sí o sí y cueste lo que cueste, se debe actuar para que no sean los y las donostiarras las que lo vuelvan a pagar”.