Nota de prensa

La coalición progresista presenta en el Parlamento Vasco
una PNL para instar al Gobierno Vasco a tomar medidas

“Este lunes, Eneko Goia escurrió el bulto diciendo que no le
pidiéramos información sobre las obras de la pasante del Topo y que
fuéramos al Parlamento Vasco, pues aquí estamos” ha declarado
Aitzole Araneta en la rueda de prensa que esta mañana ha ofrecido
junto con Iñigo Martínez, portavoz adjunto de Elkarrekin
Podemos-IU en el Parlamento.

La portavoz del grupo municipal progresista le ha pedido a Goia que
“deje de escurrir el bulto” y tome medidas con todo lo que está
sucediendo alrededor de los trabajos del Metro. “Es el alcalde de la
ciudad, algo tendrá que decir sobre cómo están afectando las obras
a los y las donostiarras y al centro de la ciudad”.

En este sentido, Araneta ha destacado dos iniciativas concretas. La
primera, que se active una oficina específica para afectados dentro
del servicio de buzón de la ciudadanía. La segunda, que se haga
efectiva la comisión especial, creada hace un año, para el
seguimiento de los trabajos de la pasante del Topo.

Por su parte, Martínez ha exigido transparencia y que “se asuma la
responsabilidad por el sobrecoste de 30 millones de euros +IVA,
cuando estamos en plena crisis socioeconómica causada por la
pandemia y las prioridades en gasto claramente son otras”.

Por último, Mártinez ha anunciado que el grupo parlamentario de
Elkarrekin Podemos-IU ha registrado una PNL con 4 puntos:

  1. Solicitar al Departamento de planificación territorial,
    transportes y vivienda del Gobierno Vasco un informe que
    explique por qué no se hizo un estudio del terreno con
    diferentes escenarios presupuestarios, lo que ha originado la
    suspensión de la obra del Metro de Donosti, y los consiguientes
    sobrecostes por nueva licitación.
  2. Incluir en la nueva licitación cláusulas sociales, medioambientales y de responsabilidad social corporativa, con mecanismos de control y seguimiento.
  1. Mecanismos de control para que se vele por el respeto de los
    derechos laborales de las personas trabajadoras durante la
    obra, incluidas subcontratas, y con sanciones en caso de
    incumplimiento.
  2. Establecer mecanismos para disminuir las molestias y
    trastornos a las vecinas de la ciudad, con protocolos en caso de
    ruidos, vibraciones, grietas o desperfectos.