Nota de prensa

Aitzole Araneta advierte de que “no se puede dar ni un paso más en las obras sin tener
un informe serio que ponga luz a lo que está ocurriendo en la zona y se garantice la
seguridad”

“El nuevo socavón se produce con las obras paradas, lo que demuestra que el daño en el suelo está hecho de antes. O Euskal Trenbide Sarea no lo sabía, que es grave, o sabiéndolo no ha dicho nada, que es todavía mas grave”, denuncia la portavoz.

DONOSTIA. Elkarrekin Podemos-IU de Donostia ha urgido hoy a que se realice un informe de auditoría serio que “ponga luz y taquígrafo a la chapuza” de las obras del Metro de Donostialdea después de que esta mañana haya aparecido un nuevo socavón en los trabajos de la pasante d
EuskoTren, en la calle Zubieta de Donostia.

La portavoz del grupo municipal, Aitzole Araneta, ha asegurado que es “absolutamente imprescindible” la realización de esta auditoría urgente que fije el alcance de los daños que sufre el suelo ante la aparición de este nuevo socavón. Así, ha advertido de que “no se puede dar ni un paso
más en las obras sin tener un informe serio que ponga luz a lo que está ocurriendo en la zona y se garantice la seguridad”.

Elkarrekin Podemos-IU de Donostia lleva tiempo denunciado que los estudios geológicos de la zona eran “insuficientes” y el nuevo incidente así lo evidencia. Por ello, Aitzole Araneta ha vuelto a exigir que se realicen los estudios geológicos pertinentes que garanticen la estabilidad de la zona y, en consecuencia, la seguridad de las personas.

A este respecto, ha advertido al alcalde, Eneko Goia, de que es “responsabilidad” del Gobierno municipal que “los y las donostiarras se encuentren en peligro a su paso por esta zona, con el riesgo elevado de que se caigan en uno de los socavones que están provocando las obras del metro”.

Asimismo, la portavoz del grupo municipal ha denunciado la falta de transparencia que acompaña a las obras del Metro ya que “seguimos sin desconocer lo dañado que se encuentra el suelo”. El último incidente, según ha alertado, llega además con los trabajos parados, lo que “demuestra que el daño está hecho de antes”. De este modo, “o Euskal Trenbide Sarea (ETS) no lo sabía, que es grave, o sabiéndolo no ha dicho nada, que es todavía mas grave”, ha denunciado Aitzole Araneta.