Carta

Estimados Parlamentarios, como sabéis el comercio minorista urbano lleva años con disminución de ventas y cierres de establecimientos comerciales.

Esta situación venía agravando en los últimos años por la desviación de las compras minoristas hacia las grandes Plataformas de Venta OnLine, sobre todo americanas y asiáticas. Teníamos en Europa, en el área del comercio al por menor, un sistema de legalidades aduaneras, fiscales, laborales, medioambientales y urbanísticos, manifiestamente mejorables, con lógicas y fuertes disputas, pero sosteniendo nuestra sociedad.

Estas Grandes Plataformas de Venta On-Line, que han entrado en nuestro sistema cual elefante en cacharrería, con alfombras rojas en todos los ámbitos legales y destruyendo nuestro modelo social y urbanístico y que, de seguir los gobiernos con el mismo sistema e ideario de respuesta que el que se siguió en la anterior crisis financiera y no cambiar urgentemente las legislaciones, adaptándolas a la realidad actual de nuestro presente, van a poner en riesgo toda nuestra sociedad.

La casuística de la venta On-Line es enormemente variada y compleja de describir. En general estas grandes Plataformas tienen su sede fuera de Euskadi y crean laberínticos entramados de empresas propias por todo el mundo. Para vender en Europa bien facturan directamente desde
fuera de la Comunidad Europea bien establecen su sede en paraísos fiscales europeos como Luxemburgo. Algunas establecen sucursales en España y tributan parte en el estado, pero parte desconocida para nosotros dado que en las cuentas que depositan en Luxemburgo no desglosan lo que es de cada país por lo que su tributación en España sigue siendo para nosotros una incógnita y, de seguro, la resultante del entramado será que la mayor parte de los impuestos tributan en el propio Luxemburgo.
En todo caso se beneficiarán de un sistema arancelario muy laxo y difícil de controlar. Se traen mercancías de todo el mundo que se descargan en puertos de países de conveniencia, ellos lo llaman eficacia, y luego los mueven por todas las naciones de Europa con sus tramas empresariales y de difícil control. Añadir que no estamos de acuerdo con un sistema arancelario y. de IVA que permite que “estén exentas de impuestos las importaciones de bienes cuyo valor global no exceda de 22 €, por ejemplo, una camiseta, ni que hasta un importe de 150€ tampoco se
paguen aranceles, que, en todo caso, además del difícil control sobre el importe real de estas facturas, los aranceles quedan al criterio discrecional de funcionarios y empleados de correos.

Luego cuando la mercancía destinada a la venta al por menor llega al último almacén de las Grandes Plataforma de Venta On-Line, estas quieren ubicarse en áreas de extrarradio y que no sean considerados como edificios comerciales de venta minorista, que es lo que Urbanísticamente hablando son en un 100% de su actividad y espacio y por tanto se les debe aplicar nuestra legislación sobre Grandes Establecimientos Comerciales. Una vez más quieren buscar las costuras del sistema para hacer lo que quieren y pagar lo mínimo. (Les adjuntamos nuestro escrito mandado a los medios y al ayuntamiento implicado).

Llegados aquí ya tenemos el paquete On-Line con la camiseta comprada On-Line circulando por nuestro territorio con difícil control fiscal y aduanero y que, en la mayoría de los casos, no pagan nada a nuestras haciendas y llega a un domicilio de nuestro municipio y tampoco paga nada, utiliza nuestras aceras, luz, recogida de basuras, etc., pero no paga nada a nuestro yuntamiento.

Y ¿cómo contribuyen estas grandes plataformas a nuestra seguridad social? La diferencia en la entrega final de una mercancía vendida On-Line o en comercio físico está en que el envío llega al comercio agrupado y son el comerciante y sus empleados quienes los distribuyen al ciudadano,
mientras en la Venta On-Line, a partir de la última milla, siempre la entrega al ciudadano la hacen personas que nunca son plantilla de las Plataformas sino a través de empresas del entramado que subcontratan a personal subcontratado y a falsos autónomos. Son de todos conocidos las fuertes
disputas y controversias con este tema. La resultante es que contribuyen a destrozar nuestro sistema de jornada laboral y, de seguro, el coste en seguridades sociales imputables al coste final del producto en el caso de las Plataformas, es muy inferior al que soporta el mismo producto
cuando lo vende un comercio físico. También deberemos tener en cuenta, tal como defienden todos los grupos ecologistas que contactan con nosotros, la huella de carbono generada por estas Grandes Plataformas es muy
superior a la venta a través del comercio urbano.


La diferencia entre una opción de compra y otra es de una trascendencia muy importante para nuestra sociedad, la diferencia entre una opción de compra y otra es de que en caso de la venta realizada por nuestros comercios, a diferencia de las compradas a esa grandes plataformas, de
esa camiseta de 22€ , en todo caso ha pagado todos los impuestos aquí.(aduaneros, IVAs, IRPFs, impuestos municipales, sobre la renta, mayor cuota a la seguridad social etc.) y con una menor huella de carbono, algo que este Parlamento debe tener muy en consideración y que además
debería trasladarlo a toda la sociedad. La compra a esas Plataformas significa un empobrecimiento de la sociedad, peores condiciones laborales para todos y peores servicios públicos.

Nos preguntamos ¿cómo es posible tal falta de previsión? ¿cómo es posible que esto esté pasando?
Ahora, además, acaba de llegar esta pandemia y para el pequeño comercio se presenta la tormenta perfecta. (Ya en el anterior confinamiento denunciamos ante nuestros departamentos de sanidad y comercio y ante los mismos ministerios del Gobierno de España nuestra queja, dado
que todos los comercios” no esenciales” estábamos obligados a cerrar, estas Plataformas podían seguir vendiendo todo tipo de productos y entregártelos en tu domicilio, como si esto no supusiera también un riesgo sanitario innecesario. No se nos hizo caso alguno. En Francia si se les prohibió).

Esta pandemia ha evidenciado y ha visualizado lo que será nuestra sociedad sin comercio en el municipio y la importancia de los fondos públicos.

Este Parlamento consideró al pequeño comercio urbano de “interés general” al aprobar el año pasado nuestra ley de Grandes Establecimientos Comerciales y acorde con la misma consideración por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, por lo que consideramos absolutamente necesario que la Comisión de Comercio de nuestro Parlamento cree una comisión específica para este tema y que el Parlamento a través de
sus Presupuestos la provea de los fondos necesarios para que, de forma coordinada con las haciendas vascas, se busquen las acciones a tomar por nuestro Gobierno, Diputaciones y ayuntamientos para buscar soluciones favorables a nuestro comercio urbano en este tema, y , cuando el tema supere a nuestras competencias, se elaboren estrategias para
solicitar e influir en este sentido en instancias como el gobierno de España y la CEE .

Solicitamos de este Parlamento que demuestre una voluntad real de apoyar al comercio minorista de Euskadi frente a estas Plataformas y que también se inste a los Ayuntamientos de Euskadi a adaptar sus Planes Generales a nuestra Ley de Grandes Establecimientos Comerciales.

Desde Euskaldendak defendemos al comercio físico de nuestro país y consideramos también necesario su digitalización y que nuestros comercios dispongan de un escaparate y canal de Venta On-Line.

Llevamos tiempo desarrollando un proyecto por el cual nuestras asociaciones ya tienen WEBs, además contamos con una WEB con todos los productores de Euskadi (Euskalproduktuak) y una Plataforma de Venta On-Line (dendago).

Es una estrategia ya comenzada por Euskaldendak en varios municipios que las 73 asociacionesde Euskaldendak tengan una WEB de ámbito municipal, con directorio de todos los comercios, servicios, productores y artesanos, con grupos de venta por Wasap y entrega domiciliaria, con
venta On-Line, por Facebook e Instagram. Esta estrategia culminará subiendo a todos los que venden On-Line de estas WEBs municipales a nuestra actual Plataforma On-Line vasca:
http://www.dendago.com”.

La diferencia de nuestro proyecto es que beneficia a todo el tejido vasco y cumple con nuestras normas y tiene todas sus obligaciones fiscales en Euskadi.

La diferencia para la finanza de Euskadi entre que la ciudadanía compre en estas Grandes Plataformas de multinacionales a que compren en nuestro comercio, evitando así enormes fugas financiero- fiscales, es enorme y si, además, se apoya fuertemente a la digitalización de nuestros comercios para captar compras de fuera, la diferencia para las cuentas de Euskadi sería bestial.

Es por esto que no entendemos el tratamiento que a nuestro Comercio se le da en los Presupuestos de Euskadi desde siempre. (La pequeña excepción de este año por la pandemia es
tema aparte).

Desde siempre los presupuestos dedican al sector primario y a la industria, que sumados ambos son +- el doble de importantes en PIB y puestos de trabajo que el comercio, 30 veces más presupuesto que al comercio (Esto en absoluto es culpa del Departamento de Comercio sino de una voluntad continua del Consejo de Gobierno).

Entendemos que esta actuación no es ni inteligente ni de recibo, por la evidente importancia del tema para toda nuestra sociedad, por lo que les instamos a que se corrija este proceder y se aprueben para el año que viene unos presupuestos que inviertan de forma potente en el comercio urbano. Hacen falta fuertes cifras para reconvertir la tendencia actual y ponernos manos a la obra para darle la vuelta a la situación.


Amador Viteri
Junta Euskaldendak