Nota de prensa

EH Bildu lleva al pleno de mañana una moción para que todos los grupos apoyen la denuncia de 1202 vecinos y vecinas de Bidebieta.


Como es sabido, el banco Kutxabank ha cerrado diversas oficinas en Donostia, la última de ellas en el barrio de Bidebieta. Hace unos años, Laboral Kutxa cerró su oficina en Bidebieta y Kutxabank recibió a mucha de su clientela. En los barrios cercanos, Kutxabank ha procedido del mismo modo, al cerrar una de las dos oficinas de Trintxerpe y la de Herrera. Recientemente también cerró la oficina de Martutene.

De este modo, la clientela que desee recibir atención presencial tiene que acercarse a Larratxo (1,4 km) o a la última oficina de Trintxerpe (1 km). Hay que tener en cuenta que la mayoría de la clientela que solicita una atención presencial son de edad avanzada, que son las personas con mayores dificultades de movilidad. Además, tienen dificultades para realizar los trámites por Internet, bien porque que no tienen acceso o bien porque no tienen los conocimientos suficientes.

Los vecinos y vecinas se han quejado vivamente de este cierre y han recogido 1.202 firmas para denunciarlo. Estas firmas se las han entregado a Kutxabank. La Fundación Kutxa es propietaria de un 32% de Kutxabank y, a su vez, el Ayuntamiento de Donostia es miembro de dicha fundación, al ser uno de los fundadores de Kutxa.

Por todo ello, el grupo municipal EH Bildu ha presentado la siguiente moción ordinaria:
El Pleno del Ayuntamiento de Donostia insta al banco Kutxabank a mantener abierta la oficina de Bidebieta, con los horarios y las prestaciones que venía ofreciendo habitualmente hasta ahora, o, si ello no fuera posible, abrirla unos días a la semana.