Nota de prensa

Joaquín Adermatten: “No somos músicos, ni editores de vídeo profesionales, pero lo hemos compensado con entusiasmo, dedicación y amor. Y si algo está hecho con amor no se necesita mucho más”

Seis miembros del equipo de atención sanitaria de urgencias de Policlínica Gipuzkoa han compuesto y editado un villancico en las instalaciones del hospital para felicitar las fiestas, recordar la dura situación que han vivido y por la que aún están pasando y para mandar un mensaje positivo de que “volverán días de luz y paz”.

Paulo Minhava, Itziar Ibarburu, María Martín y Sara Balenciaga son enfermeros y enfermeras de urgencias; Inés de Rodrigues Amaral enfermera de quirófano y Joaquín Andermatten neurocirujano. Estos profesionales sanitarios han querido aportar algo más que su “granito de arena para combatir la pandemia en la urgencia” según afirma Andermatten, a través de un villancico con el que “alegrar a cada paciente y compañero”, compuesto por un teclado, tres guitarras, percusión, un coro y horas de ensayo después de largas jornadas laborales en medio de una pandemia.

En la letra de la canción, también escrita por este equipo, se pueden apreciar frases que apelan a la lucha conjunta para combatir el virus, como cuando dicen: “Estamos juntos en este caos”, “que venga lo que se venga, nadie nos podrá parar”. Pero también se aprecia una llamada al cansancio de un colectivo que lo está dando todo desde que se declaró la pandemia: “Esta es nuestra vida, hemos nacido para curar, vestidos de astronautas, con ganas de terminar” o “solo queremos que esto se acabe”. Se trata de un villancico con una letra que cobra especial sentido en un momento en el que cabe recordar que si bien se acercan días de fiesta, el virus sigue infectando y todavía no es tiempo para relajarse.