Nota de prensa

La Ziklobia fue un evento que Kalapie trajo a la ciudad y se celebró por primera vez en Donostialdea en 2013; y tras una repetición en 2014, se dejó de celebrar. Es por ello que nuestra asociación no ha dejado de insistir desde entonces en la necesidad de su implantación de forma continuada. Ha quedado ya muchas veces demostrado que las ideas que Kalapie ha sugerido, y que posteriormente se han ejecutado, han ido históricamente transformando Donostia en una ciudad mucho más amable y accesible. Pero nos molesta que pasen tantos años desde que realizamos nuestras propuestas hasta que se hacen realidad. En este caso, han pasado 8 años desde que hicimos realidad la ziklobia en la ciudad por primera vez hasta que se ha implantado definitivamente. La medida adoptada por el departamento de movilidad del Ayuntamiento con el cierre permanente al tráfico motorizado del Paseo de La Concha todos los domingos y festivos a partir del domingo 6 de Diciembre es un pequeño paso que animará a mucha gente acercarse a la ciudad para pasear y ciclar tranquilamente, sin contaminación y con espacio suficiente en ese corto trayecto. 

No obstante, nos ha sorprendido que la medida no viniera acompañada por el cierre de otras zonas y paseos tan transitados por la ciudadanía como son el Paseo Nuevo y Paseo Eduardo Chillida. Recordemos que tras el confinamiento de primavera estos paseos fueron cerrados al tráfico y poco a poco el ayuntamiento se ha ido retrayendo de aquellas pequeñas medidas que realizó en aquel momento. 

El corte de coches, en toda la ciudad y diariamente.

Queremos también puntualizar que las declaraciones de Pilar Arana, concejala de movilidad, sobre el cierre al tráfico en el Paseo de La Concha los domingos y festivos no son del todo exactas. Esta medida se ha implantado ocasionalmente y siempre en días festivos. Sin embargo, nunca se ha ejecutado un día sin coches, una petición expresa de Kalapie para la semana de la movilidad del 2020 como medida para sustituir el uso de los coches por desplazamientos activos o transporte público en la vida cotidiana. Es por ello que vemos necesario ampliar esta medida para que se ejecute de manera provisional durante todos los días del periodo Navideño y durante todo el verano del 2021, sin distinguir días laborables de festivos. Y posteriormente, extenderlo al resto de calles céntricas y núcleos de los barrios para que quede permanente todo el año. De este modo, conseguiremos esa ciudad futura que nos menciona el consistorio, y la queremos más antes que tarde. Si existe voluntad política, el Ayuntamiento puede realizar una gran apuesta tanto por la sustitución real del uso de vehículos contaminantes por una vida más activa de sus ciudadanos y por el fomento del transporte público, así como por su apoyo al comercio local. Respecto a este último punto, está sobradamente demostrado que cuantas más calles se peatonalizan y más restringido queda el uso de los vehículos contaminantes (coches y motos), mayores son las ventas de los pequeños comercios locales. Y por si los casos de Donostia no han sido suficientes, aquí dejamos una serie de estudios que sustentan esta tesis:

La Donostia futura, ciudad activa

La DGT ha anunciado recientemente que en la primavera del 2021 todas las ciudades del estado deberán cumplir una serie de medidas que restringirán el uso y la velocidad de los vehículos motorizados a 30 km/h. El objetivo principal es reducir la siniestralidad. Queremos pues recordar, una vez más, dentro de la batería de medidas que Kalapie recomienda al ayuntamiento para que Donostia sea una ciudad libre de contaminación, humos, ruidos y accidentes mortales,  que el espacio público se reparta equitativamente en favor de las personas y no de los coches; destacamos las siguientes medidas:

La Concha, peatonal sin soterramiento.

Por último, nos declaramos absolutamente contrarios a la uno de los proyectos que el Ayuntamiento ha presentado recientemente para optar por las ayudas de la unión europea. Nos mostramos contrarios a la peatonalización del Paseo de La Concha previo soterramiento del tráfico motorizado, medida que favorece el acceso del vehículo privado al centro-ciudad, totalmente incoherente con el objetivo manifestado por el Ayuntamiento de limitar la entrada al centro, considerada área de bajas emisiones. Nos sorprenden estas primitivas ideas que no deberían tener cabida en políticas progresistas en favor de la movilidad activa.