Nota de prensa

La coalición progresista exige al consistorio que se adopten medidas para paliar la situación que padecen las personas sin hogar, especialmente por la noche, durante esta ola de frío. Consideran, desde esta formación, que no es de recibo que la caridad y voluntariedad de los vecinos esté supliendo una labor que es responsabilidad municipal.

Denuncian que el actual sistema para acceder a Gaueko imposibilita que la mayoría de estas persona que duermen en la calle puedan hacer uso del mismo y confían en que “no suceda una desgracia antes de que el gobierno tome cartas en el asunto”.

Elkarrekin Podemos – IU de Donostia ha presentado una interpelación en la Comisión de servicios a las personas para exigir una respuesta ante la terrible situación que están padeciendo estos días las personas que no tienen donde refugiarse del frío. Desde la formación morada denuncian las dificultades que están encontrando muchas de las personas que se ven obligadas a dormir en la calle para poder pasar estas gélidas noches y cuestionan al gobierno municipal que no ponga más recursos y deje esta tarea de ayuda en manos de la caridad vecinal.

La portavoz del grupo municipal, Aitzole Araneta, ha querido remarcar que “si no se activan más recursos y se deja la cuestión en manos de vecinos caritativos, solo cabrá esperar a que alguien muera por congelación o sufra daños graves para que desde la administración se tomen cartas en el asunto”.

“En este caso la autoridad municipal, es la responsable directa porque esto no está sucediendo en ningún otro lado sino en nuestra propia ciudad. Exigimos que no cierre la puerta a nadie que esté en situación de calle en estos días.”

Desde Elkarrekin Podemos IU Donostia solicitan que las autoridades competentes activen ya todos los recursos necesarios y que al menos mientras se activa esta ayuda de urgencia, la policía municipal y servicios de limpieza dejen de acosar a las personas sin hogar y que les permitan dormir en lugares más protegidos, aunque sea en los soportales de la Plaza de la Constitución. “Echarlos a lugares menos visibles de la ciudad es cómo barrer debajo de la alfombra”, ha subrayado Araneta.

El consistorio donotiarra cuenta, para las situaciones de frio extremo, con un recurso municipal, Gaueko, con 22 plazas, en las que pernoctar, teniendo que abandonarlo por la mañana, volviendo a la calle. A este centro, ubicado actualmente en el albergue de Uba, solo pueden acceder las personas que el SMUS tiene catalogadas como más vulnerables. La Red de Acogida ciudadana de Donostia denunció que el martes 5 de enero, víspera de Reyes, la primera noche en que se abría ese recurso, tuvo que insistir para que fueran admitidas seis personas que, no teniendo más que la calle para dormir, eran rechazadas por no figurar en dicha lista, pese a haber camas libres. Además denunció también el 4 de enero se produjo una situación similar con otras cinco personas que se encontraban en la estación que fueron rechazadas y que la propia Red les proporcionó mantas y alimentos para pasar la noche.