Nota de prensa

Introducción
El año 2021 se presenta como un año muy duro tanto desde el punto de vista sanitario, como económico y social.

El modelo de ciudad de Donostia se encuentra inmerso en una profunda crisis. Y es que la pandemia ha afectado muy duramente al modelo socio-económico de Donostia, más que a las ciudades de alrededor, intensificando los desequilibrios y tendencias negativas que venían de antes. El paro, los comercios que cierran y las desigualdades entre barrios van en aumento, y al mismo tiempo, la vida en la ciudad se sigue encareciendo y la vivienda llega a máximos históricos.

Las decisiones que tomemos durante los próximos meses van a ser claves para poder salir de esta crisis de ciudad. Y es momento de adoptar medidas para corregir las apuestas políticas de los últimos años porque se han demostrado ineficaces e incluso perjudiciales para el desarrollo social y económico de nuestra ciudad. Hacer como si nada hubiera pasado, y seguir apostando por un modelo fallido, lo único que va a conseguir es
recrudecer estas tendencias y demorar la salida de la crisis. Es hora de actuar y de corregir políticas para poner a Donostia en la senda buena.


Datos
Porque la senda actual no es buena. Los datos macroecómicos de Donostia son verdaderamente preocupantes. La pandemia ha causado estragos en todos los lugares, pero la realidad es que aquí los datos son peores que en otras ciudades de nuestro alrededor.

Por ejemplo, la tasa de paro de Donostia ha aumentado un 22% en 2020, mientras en Gasteiz y Bilbao lo ha hecho en un 17% y un 15% respectivamente. Es cierto que aún tenemos una tasa de paro menor, pero también es cierto que la calidad del empleo que se estaba creando en Donostia antes de la pandemia era muy precario (más de 9 de cada 10 eran temporales).

Por otra parte, los malos datos macroeconómicos son tendencias previas a la pandemia, consecuencia del modelo de ciudad imperante, en el que se fía todo el desarrollo de los sectores relacionados con el turismo, que hoy por hoy desgraciadamente no se caracterizan por crear empleos de calidad. Por el contrario, otros sectores económicos mucho más interesantes están totalmente relegados a un segundo plano: La industria
sigue perdiendo peso y ya está en el 3,9%, habiendo sido adelantado por el sector de la construcción; y el sector del I+D+I también baja al %2,4 del PIB en 2018, 0,12 menos que en 2017. Y todo ello, como decimos, a la espera de ver la influencia que la pandemia ha tenido en todos estos indicadores.

Lo que no entiende de pandemias es el proceso de encarecimiento de la vivienda en Donostia. Según fuentes del sector inmobiliario la compra venta se ha encarecido un 9% durante 2020, en plena crisis. Y el portal Idealista ha marcado el cierre de 2020 con un nuevo récord histórico en el precio del alquiler en Donostia (15€/m²), empatando con Madrid en la primera posición a nivel del Estado (baja un 7%) y superando por primera vez a Barcelona (baja un 9%). la consecuencia es de sobra conocida: muchas personas, sobre
todo jóvenes, son obligadas a dejar sus barrios para ir a vivir a los pueblos de alrededor.


Gobierno municipal
Y ante esta crisis de ciudad: ¿qué hace le Gobierno municipal de Eneko Goia? Ha apretado el acelerador de las políticas previas a la pandemia. Es decir, de las políticas que estaban generando ya antes de la llegada del Covid-19 esta crisis de ciudad. Eneko Goia o no sabe o no quiere cambiar nada. Y las consecuencias van a ser devastadoras, como vamos a ver en los próximos meses y años, si no hay un cambio de rumbo.

La lista de decisiones estratégicas equivocadas de las últimas semanas es interminable.
• Han decidido hipotecar la implantación de medidas contra el cambio climático y la modernización de la política de movilidad hasta que termine la caótica obra de la pasante del metro. Y como la pasante se ha retrasado, al menos, hasta 2024, ya se puede asegurar que en estos dos cruciales ámbitos de la gestión municipal esta legislatura está perdida.
• Han derrochado millones de euros en plena pandemia para la escultura de la isla.
• Han dejado en la calle a decenas de personas tras desalojar el Infierno, sin darles ninguna solución.
• Han condenado a la periferia a ser meros barrios dormitorio, sin comercio, ni hostelería, ni industria…
• Y por si esto fuera poco, ahora proponen un parque temático del surf en una zona verde, en una operación urbanística sin pies ni cabeza.

Alternatiba
Por todo ello, en 2021 desde EH Bildu de Donostia vamos a redoblar nuestros esfuerzos para ofrecer a la ciudadanía una alternativa al modelo de ciudad imperante. Es una obligación para nosotros y nosotras contraponer al modelo de Eneko Goia un nuevo modelo, que responda a estos tres retos que tenemos como ciudad:
• Reducir las desigualdades económicas y sociales entre personas y entre barrios
• Poner en marcha políticas de justicia social para no dejar a nadie atrás.
• Implementar políticas de transición ecológica para combatir el cambio climático
Y para conseguir estos objetivos creemos que el cambio en el modelo de gobernanza es fundamental. Frente la toma de decisiones autocrática y opaca que caracteriza la alcaldía de Goia, en el siglo XXI se hace imprescindible un modelo de toma de decisiones compartida con la ciudadanía, con los sectores económicos y sociales implicados en cada acción de Gobierno. Empoderar a la ciudadanía, crear y desarrollar la comunidad, es la mejor manera de hacer frente a esta crisis de ciudad y a todas las que puedan venir en el
futuro.