Nota de prensa

Pusieron dos huevos, eclosionó uno y los padres sacaron con éxito su cría. A finales de primavera la cría del cárabo (Strix aluco) abandonó la caja pero no uno de sus progenitores, que siguió utilizándola como morada. Sin embargo, esto no fue motivo suficiente para que un enjambre de abejas (Apis melífera) la ocupara días después. El hecho de que las abejas desalojen a los cárabos de las cajas-nido ocurre con cierta frecuencia. La multitud salía y entraba a cada momento. Su actividad aumentó durante los días calurosos del verano. Allí establecieron la colonia y construyeron unos panales en disposición vertical desde el techo a la base de la caja-nido.

La colonia polinizó miles de flores y contribuyó a la supervivencia de las comunidades de plantas del bosquete, así como al equilibrio del ecosistema.

En las celdillas de los panales verticales depositaron miel y criaron a sus larvas. Meses después la colonia abandonó la caja-nido dejando la estructura de los panales intacta. La caja no se podía abrir. Tiene la puerta en el techo y las abejas se habían encargado de que los extremos de los panales tanto en el techo como en la base estuvieran bien adheridos y anclados. Tras varios intentos, los panales han cedido. Un aroma espectacular a miel pura se ha desprendido a varios metros a la redonda. Algunos chinches nebulosa (Rhaphigaster nebulosa) de hasta 2 cm de longitud se encontraban allí, alimentándose de los restos que el enjambre había dejado.

Hemos procedido a la limpieza de la caja, a la retirada de los panales vacíos y de la capa de porquería que habían dejado los cárabos durante la crianza. Allí estaba también el huevo no eclosionado del 2020 (ver foto). Tras la limpieza, se ha dispuesto un lecho de ecológico absorbente para aminorar el riesgo de que los cárabos rompan los huevos cuando saltan desde la entrada a la base de la caja. En breve llegará la primavera y sabremos si los cárabos, como el año pasado, ocupan la caja y contribuyen a aminorar, entre otras, las poblaciones de roedores del Parque Natural de Aiako Harria.