Nota de prensa

La formación progresista también ha cuestionado en el pleno de esta mañana el funcionamiento del Hogar del Frío y los criterios que se siguen para acoger a las personas que se ven forzadas a dormir en la calle.

Las deficiencias que presenta el barrio de Txomin ha sido una de las principales cuestiones que Elkarrekin Podemos – IU de Donostia ha llevado a la sesión plenaria del ayuntamiento donostiarra. Falta de iluminación, presencia de roedores e incumplimiento de los servicios públicos en el barrio son cuestiones denunciadas por los vecinos de la zona y que Elkarrekin Podemos – IU ha planteado, por medio de una moción de control, en el Pleno de esta mañana. La formación progresista ha exigido al ayuntamiento que “no se escondan detrás del comodín de que la empresa no está cumpliendo porque desde el Ayuntamiento tampoco”.

“No se está cumpliendo con los servicios públicos en el barrio, pero es que además tampoco se está cumpliendo con la labor de escuchar y atender las quejas de los vecinos sobre todas estas cosas que suceden en Txomin.” ha subrayado Aitzole Araneta, portavoz del grupo municipal. Araneta ha instado al gobierno local a que “dejen de echar balones fuera, cumplan con su responsabilidad de vigilar a la empresa, cumplan con su responsabilidad de ofrecer servicios de calidad al barrio y desde luego cumplan con su responsabilidad de atender a los vecinos, de escucharles y de juntarse con ellos las veces que hagan falta”.

El grupo municipal de Elkarrekin Podemos IU de Donostia también ha denunciado en el pleno del consistorio la total vulnerabilidad de las personas que pernoctan en las calles de la capital guipuzcoana. Son personas, defienden desde la coalición progresista, que padecen una situación especialmente peligrosa ya que no solo les produce un deterioro agudo de su salud física y mental, debido a las duras condiciones que soportan, sino que llega a poner su propia vida en peligro.

Además, han recordado en la moción de control presentada, que se trata de “una situación que se podía prever, pues llevamos meses insistiendo que con desalojar el infierno u otras zonas no bastaba, que si no se establecía la planificación y los recursos adecuados nos íbamos a encontrar con situaciones de desborde y con cuellos de botella como las que nos hemos encontrado”.

El pleno municipal ha servido, así mismo, para que la coalición progresista haya presentado una moción de control, conjunta con EH Bildu, relativa a la situación de las personas inquilinas de inmuebles propiedad del fondo buitre Azora. Haizea Garay, concejal de Elkarrekin Podemos – IU de Donostia ha transmitido que los inquilinos “están preocupados por su situación, que no ven avances, y que la empresa no está cumpliendo su promesa de que iba a respetar las condiciones que tenían hasta ahora. Los contratos que han finalizado no se han renovado.” La edil ha querido resaltar que “es el momento de buscar una solución estable”.