Nota de prensa

Ianko Ganboa: «A partir de cierto aumento de la tasa impositiva, los efectos secundarios negativos son demasiado grandes para ignorarlos»

«Una situación de crisis como la actual, no es momento para abordar una subida de impuestos como plantea la oposición. En una situación como la actual se impone ser eficaces y resolutivos. Gipuzkoa necesita, más que nunca, de una política fiscal dirigida a ayudar a nuestra ciudadanía y a nuestro tejido industrial en esta difícil situación. No es momento de plantear subidas de impuestos, que pueden afectar negativamente a la recaudación. Nuestro objetivo es claro: conseguir el máximo rendimiento de nuestro sistema fiscal, aplicando las medidas de flexibilización tributarias necesarias, como venimos haciendo desde el inicio da la pandemia, para favorecer la revitalización económica, frenar la destrucción de empleo y garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema de políticas sociales» ha señalado Ianko Ganboa, juntero de EAJ-PNV en las Juntas Generales de Gipuzkoa, tras el debate sobre la propuesta de modificación de las Normas Forales del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, del Impuesto de Sociedades y del Impuesto sobre el Patrimonio. “La subida de impuestos que plantea Elkarrekin Gipuzkoa – ha continuado el portavoz abertzale – llevaría a Gipuzkoa a aislarse del entorno fiscal que le rodea”.

“En cuanto al Impuesto de Patrimonio se refiere, hay que recordar – ha señalado Ianko Gamboa – cuál es la situación de este impuesto al que Elkarrekin Gipuzkoa quiere aplicar una subida. En toda Europa se aplica el Impuesto de Patrimonio en: Gipuzkoa, Araba, Bizkaia, Nafarroa, Noruega, Portugal y Suiza.  Es un impuesto en claro retroceso en toda Europa, y sin embargo en el actual tiempo de crisis se quiere plantear una subida del mismo.  La verdad – ha subrayado – no lo vemos ni adecuado, ni oportuno”.

“En definitiva – ha afirmado el representante de EAJ-PNV – nos hemos opuesto a la propuesta de Elkarrekin Podemos porque entendemos que la fiscalidad no es una herramienta coyuntural, sino una herramienta estructural. Los efectos de una reforma fiscal no sirven para afrontar dificultades a corto plazo. Es, al contrario, una herramienta para medio y largo plazo. La Crisis del Covid-19 – ha continuado – genera una gran incertidumbre en la sociedad y por ende en la actividad económica y no debemos añadir más incertidumbre en un escenario ya de por si sobrado de esa circunstancia. Y por último, porque la recaudación no es una función lineal de los tipos impositivos; a partir de cierto aumento de la tasa impositiva los efectos secundarios negativos son demasiado grandes para ignorarlos. Y cuales son esos efectos negativos? – ha remarcado Ianko Gamboa – el aumento de los tipos podría incentivar a los agentes económicos a tomar decisiones que crean menos riqueza a cambio de reducir su base imponible; bien porque su situación financiera es tan mala debido a la crisis que decide tirar la toalla, o bien  porque decide hacer un  mayor esfuerzo en buscar la optimización mediante “ingeniería fiscal”, que en buscar la optimización de su negocio generando más riqueza para la sociedad”.

Para concluir, Ianko Gamboa ha señalado que, “en este momento se requiere ser eficaces para garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema de protección social que tan buenos resultados nos ha dado en estos tiempos de crisis; el impulso a la revitalización económica y frenar la destrucción de empleo”. “En definitiva – ha finalizado – para aplicar las medidas que ayuden a Gipuzkoa a superar la crisis”.