Nota de prensa

Hoy, el Gobierno Municipal de PNV y PSE ha ofrecido una rueda de prensa para presentar el anteproyecto presupuestario de 2021. Aunque en los próximos días analizaremos las partidas concretas, ya se puede asegurar que Eneko Goia ha presentado un presupuesto ordinario y continuista que no sirve para hacer frente a la situación extraordinaria que padecemos.

La pandemia ha golpeado fuertemente el modelo socio-económico de Donostia, más que a las ciudades de nuestro entorno, acentuando los desequilibrios y las tendencias negativas que venían de antes (paro y precariedad, consecuencias del envejecimiento, desequilibrios entre barrios, problema de la vivienda…). Por ello, consideramos que el presupuesto de esta año debe adquirir un carácter estratégico. Sin embargo, lo que hoy han presentado PNV y PSE es un presupuesto ordinario, limitándose a adaptar las Cuentas, proporcionalmente, a la bajada de ingresos y a la subida de la demanda de ayudas sociales provocadas por la crisis.

En esta primera lectura de urgencia queremos resaltar tres carencias del proyecto presupuestario que para EH Bildu son cruciales:

En primer lugar, el Gobierno de PNV y PSE ha perdido una gran oportunidad para repensar y reforzar el sistema público de cuidados. Durante la pandemia hemos visto las graves carencias que tiene el modelo actual, dejando en evidencia las consecuencias negativas de la privatización de los servicios públicos, la precariedad laboral de las trabajadoras del sector, etc. Donostia necesita un nuevo sistema de cuidados y este
presupuesto de 2021 deber ía suponer un primer paso en este camino.

Por otro lado, llama poderosamente la atención que en el proyecto presupuestario no se haga ninguna mención a la situación de emergencia climática declarada por este mismo Gobierno en marzo de 2020. El papel meramente testimonial de las partidas asignadas al Departamento de Ecología son totalmente coherentes con la apuesta ciega de este gobierno por proyectos que atentan contra la biodiversidad, como por ejemplo el apoyo explícito mostrado por PNV y PSE destrucción de una de las últimas zonas verdes de Donostia para hacer un parque temático del Surf, en Antondegi. Desde EH Bildu pensamos que las medidas estratégicas contra el cambio climático son también necesarias para salir de esta crisis habiendo aprendido la lección de lo que no hay que hacer.

Y en tercer lugar, este proyecto presupuestario deja en evidencia que Eneko Goia sigue apostando por un modelo de ciudad centralista. Vemos una ausencia total de planificación para crear proyectos económicos tractores en los barrios. Además, esperamos que a la tercera sea la vencida y que este año sí se implemente la partida que se debe destinar por ley al Distrito Este (2,5% de las inversiones), ya que las partidas presupuestarias de 2019 y 2020 fueron finalmente canceladas.

La situación actual es excepcional, con una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes, por lo que el proyecto de presupuesto debería haber sido también excepcional. Goia se equivoca si cree que Donostia será la misma ciudad que antes de la llegada del Covid-19. Las cuentas de este año deben servir para corregir las evidentes carencias del modelo de ciudad que, en muchos casos, han salido a la luz como consecuencia de la pandemia.

Nuestro grupo municipal considera que es hora de acordar unas bases políticas mínimas compartidas para el año 2021, pero también a medio y largo plazo, y estas serán las premisas que guiarán a EH Bildu de cara al debate presupuestario que ahora comienza.