Nota de prensa


La coalición ha presentado una moción con el objetivo de instar a todas las instituciones competentes a desarrollar un marco normativo para que se pueda conocer con exactitud el alcance de la burbuja del alquiler, declarar la ciudad como zona urbana de mercado tensionado y controlar las subidas abusivas de los precios.

Elkarrekin Podemos-IU ha presentado una moción ordinaria sobre el control de los precios del alquiler que el PNV y el PSE han rechazado que se pueda debatir en el Pleno. La iniciativa buscaba instar al Gobierno español y al vasco, así como a todas las instituciones con competencia en el tema de la vivienda, a desarrollar un marco normativo para que San Sebastián pueda contar con las herramientas para conocer con exactitud el alcance de la burbuja del alquiler, declarar Donostia como zona urbana de mercado tensionado con el fin de poder llevar a cabo una regulación ante la gravedad de la situación de la ciudad y controlar las subidas abusivas de los precios, para proteger especialmente a los inquilinos de edificios en manos de fondos de inversión.

Aitzole Araneta, portavoz de Elkarrekin Podemos-IU en Donostia, ha señalado que según los datos que proporciona y publica Eustat, Gobierno Vasco y la propia página del Ayuntamiento, el ciudadano
medio donostiarra tiene que destinar el 50% de sus ingresos al alquiler de su vivienda, cuando se considera que a partir del 30% se hace inviable. Los números son más alarmantes en el caso de los jóvenes menores de 30 años, que, según el informe sobre el coste de la emancipación residencial en Euskadi publicado por el Gobierno Vasco, deben dedicar el 78% de su sueldo. La situación no es buena tampoco en los barrios en donde el alquiler es más barato: en Alza, barrio de la ciudad con el alquiler más económico, el donostiarra
medio debería dedicar el 40% de sus ingresos.

Araneta ha destacado que ciudades europeas con problemáticas parecidas como Amsterdam, París o Berlín, ya han puesto en marcha medidas legislativas que limitan los precios y las subidas abusivas de los alquileres. Y ha recordado que con la nueva Ley estatal se declararán áreas con mercado de vivienda tensionado, es decir, áreas donde los precios han experimentado un gran aumento en los últimos años, como ocurre en el ámbito del arrendamiento urbano en las ciudades del País Vasco. Esta medida abre la puerta a la posibilidad de fijar en ellas un precio máximo para los alquileres, articulando mecanismos que podrán ser complementados por las administraciones locales, en coordinación con el Gobierno Vasco.

Por último, para Elkarrekin Podemos-IU la aprobación de cualquier medida destinada a regular y racionalizar los costes de la vivienda es especialmente urgente para las y los habitantes en Donostia, que muchas veces se ven obligados a marcharse a otros municipios con un precio de la vivienda más económico, pues les resulta imposible realizar el sobreesfuerzo económico que conlleva residir en nuestra ciudad.