Nota de prensa

Ricardo Burutaran: “A pesar de que el precio sigue subiendo, en los presupuestos de 2021 el Gobierno municipal dedica 0 euros a vivienda de protección pública”.

El programa Gaztelagun del Gobierno Vasco excluye en la práctica a los y las jóvenes donostiarras de las ayudas.

Donostia es ya el número 1 del ranking en todo el Estado tanto en el precio de compra como en el alquiler. Y es que la vivienda nunca ha estado tan cara en nuestra ciudad, que ya es decir. La pandemia no ha amortiguado la tendencia de los últimos años, sino que la ha acentuado. Al margen de las consecuencias sanitarias y económicas de la pandemia, la vivienda es el principal problema de la ciudadanía donostiarrra, con más de 20.000 solicitudes de vivienda pendientes de respuesta en Etxegintza. El proceso de expulsión de habitantes, sobre todo jóvenes, de los barrios hacia los pueblos de alrededor es una consecuencia directa de todo ello.

La situación de Donostia, como alertan diferentes agentes sociales, no puede calificarse más que de “emergencia habitacional”. ¿Y qué hace Eneko Goia para hacer frente a esta situación de emergencia habitacional? Uno de los mejores indicadores es el proyecto presupuestario para 2021: El Gobierno de Goia ha reconocido públicamente que el presupuesto de Donostiako Etxegintza se ha visto reducido, al menos, en 7 millones de euros. Y, a pesar de que el precio d ella vivienda sigue subiendo, en los presupuestos de 2021 el Gobierno municipal dedica cero euros a vivienda de protección pública. Cuando más recursos hacen falta, menos dedica Eneko Goia. Una política de vivienda que, más que estar encaminada a dar soluciones, está agravando el problema.
Daremos algunos datos al respecto:

Aumento de ingresos:
• Recargo del IBI por vivienda vacía (recordamos que tanto la subida al 50% del año 2020 como la del 100% prevista para este año se derivan de enmiendas al proyecto de tasas e impuestos propuestas por EH Bildu).
Ejercicio % Recargo Ingresos 2019 (real) 25 % 160.876, 2020 (real) 50% 264.392, 2021 (previsión) 100% 543.218.
• Operación de San Bartolomé: El ayuntamiento recibirá este año 16 millones en concepto de
retorno de dicha operación.

Política de vivienda en vigor:
1) Construcción de VPP nueva: 0 euros en 2021

• Gros: El caso de Gros es especialmente sangrante, porque es un barrio que ha perdido 1000 habitantes en la última década (7%) y porque es un barrio donde en la actualidad no hay ninguna vivienda de protección oficial. Sin embargo, en los dos ámbitos en los que se podían construir, Mariaren Bihotza y Pio X (además del colindante de Aldakoenea), Eneko Goia ha decidido que no va a hacer ninguna VPP, priorizando los intereses privados sobre los públicos (parece que en Mariaren Bihotza irá un hotel y en Pio X un hotel y un centro comercial).

• Aldakoenea: En las Comisiones de Hacienda el Gobierno confirmó que no está prevista la construcción de ninguna vivienda de protección pública (VPP) destinada a las miles de personas que solicitan vivienda en Gros y Egia. A lo sumo, puede que se construyan algunas tasadas (para rentas más altas).

• Ciudad Jardín: Se trata de un proyecto muy avanzado pero, para nuestra sorpresa, el Ayuntamiento de Donostia ha renunciado a construir las viviendas de protección que le correspondían aquí. Lo que hace es ceder los espacios reservados para ello al Gobierno
Vasco que, como hemos visto en Txomin Enea, no se caracteriza por su celeridad a la hora de construir vivienda de protección, por lo que la construcción de VPP aquí se demorará aún más años.

• Añorga: No había ninguna vivienda de protección oficial y ahora anuncian 92 de 248, es decir, un escaso 37%.

2) Vivienda vacía: Según el Plan de Vivienda (abril 2019) en Donostia hay 3.885 viviendas vacías. El aumento de la presión fiscal, pactada con EH Bildu, para sacar al mercado del alquiler estas viviendas es positivo, pero aún más lo sería si, por fin, se el Gobierno Vasco implantara el canon previsto en la Ley de Vivienda vasca de 2016 pero que aún sigue sin implementarse. A preguntas de EH Bildu en la Comisión de Hacienda, para el caso de Donostia, este canon supondría una recaudación de hasta 3
millones de euros que se podrían dedicar a una política de vivienda activa.

3) Alquiler
• El programa Gaztelagun del Gobierno Vasco está destinado a favorecer la emancipación de las personas jóvenes entre 18 y 35 años, mediante la concesión de ayudas directas para el abono de parte de la renta de su alquiler. Pues bien, la renta mensual de la vivienda no puede ser superior a 750 euros en Bilbao, Donostia y Gasteiz, lo cual excluye a la inmensa mayoría de los jóvenes donostiarras (Según el GV, el precio del alquiler mensual, de media, en 2019, era de 880€ en Donostia; aunque ahora ha aumentado).

• Parque público: Desde EH Bildu pensamos que la mejor manera de intervenir en el precio de la vivienda es disponer de un gran parque público de viviendas en régimen de alquiler. Para ello, el ayuntamiento debe hacer un gran esfuerzo para comprar suelo, rehabilitar viviendas, etc. Sin embargo, lamentablemente, en Aldakoenea, en Mariaren Bihotza, en Ciudad Jardín,
etc, este Gobierno no va a optar por este camino.

• Límite al alquiler: PNV y PSE han impedido recientemente en el Parlamento Vasco tramitar una Ley para limitar el precio del alquiler.

• Fondos buitre: Más de 800 familias donostiarras viven a merced de Azora, Blackstone, etc. No hay políticas activas por parte del Gobierno municipal para limitar las prácticas especulativas de estos fondos y los vecinos y vecinas están muy preocupados.