Nota de prensa

Las respuestas dadas con posterioridad en comisión por parte del Gobierno municipal contradicen la información previa, y esto no
hace más que incrementar las sospechas del grupo por la gestión de unos vertidos peligrosos para la salud de las personas.


Haizea Garay, concejala del grupo municipal Elkarrekin Donostia (compuesto por Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo-Berdeak), ha informado que han registrado una moción para su tratamiento en el Pleno del próximo jueves ante la gestión que se está llevando a cabo en la ciudad de los vertidos que contienen amianto. Desde la coalición de izquierdas han querido recordar cómo en los últimos meses han trasladado al Gobierno municipal su preocupación por la proliferación de vertidos con amianto y que éstos, al ser peligrosos para el medio y para la salud, requieren un tratamiento específico a través de una empresa especializada que asegure el perímetro de los vertidos y los retire con equipos de protección adecuados, además de seguir un protocolo y un plan de actuación establecido por Osalan.

En concreto, la edil de Elkarrekin Donostia solicitó a la concejala delegada de Ecología, Marisol Garmendia, que informara del protocolo seguido en su última actuación, ya que las informaciones que el Gobierno municipal había trasladado a los medios de comunicación la pasada semana decían que los depósitos peligrosos con amianto del camino de Larrañategi en Martutene, habían sido retirados por tres operarios del servicio de limpieza. En la misma nota informaba el Gobierno municipal que los materiales habían sido enviados al vertedero de Zierbena.

Ante estas informaciones emitidas por el propio Gobierno municipal, Garay preguntó si se había producido algún cambio en el procedimiento a la hora de tratar este tipo de vertidos peligrosos, y solicitó a la concejala delegada que confirmara, si tal y como habían adelantado ellos mismos, el material había sido enviado al vertedero de Zierbena, ya que según la web del propio Gobierno Vasco ese vertedero no permitía el depósito de residuos con amianto. En esta ocasión respondieron que la información emitida fue
errónea, sin embargo, no aclararon cuál ha sido el destino de esos vertidos contaminados y nocivos para la salud.

En relación al procedimiento utilizado, Garay quiso recordar en la citada comisión que otros vertidos con amianto en un camino también de Martutene, concretamente los depositados en el camino de Barkaiztegi, cerca de la entrada del antiguo Instituto de Formación Profesional, desde que fueron detectados hasta su retirada estuvieron más de 6 meses al aire libre, sin
ningún tipo de control.

A la vista de la proliferación de estos vertidos en distintos puntos de la ciudad y la gestión de estos, desde Elkarrekin Donostia pedirán en el siguiente Pleno, además de la correspondiente información sobre el procedimiento de retirada y el destino de los vertidos de Martutene, que el Ayuntamiento desarrolle las siguientes iniciativas:

1.- Un protocolo de actuación para que en el momento en el que se detecte la presencia de vertidos peligrosos en la ciudad, se proceda a su retirada sin demoras y de forma segura para los trabajadores y la ciudadanía.

2.- Un registro del personal que haya podido manipular material peligroso para poder llevar un seguimiento y control de su salud.

3.- Habilitar un contacto técnico en el área de salud y bienestar del ayuntamiento para facilitar información y ayudar en la gestión de la retirada de residuos contaminados a aquellas personas que necesiten la retirada de este tipo de materiales, evitando así que sean depositados ilegalmente en distintos puntos de la ciudad.

4.- Un registro de inscripción donde los vecinos y vecinas de la ciudad puedan registrar y localizar la presencia de estos materiales
contaminantes.

5.- Un estudio que tenga como fin localizar los puntos contaminados por amianto que existen en la ciudad que sirva para un trabajo posterior de recuperación de esas zonas.

6.- Una campaña de información a la ciudadanía sobre la peligrosidad de los residuos que contienen uralita y amianto, y las consecuencias sanitarias que se derivan de estar en exposición a estos materiales.

Garay ha concluido recordando la importancia de poner en marcha medidas como las que plantea su grupo para gestionar correctamente residuos peligrosos que contengan amianto para evitar futuros problemas de salud en las personas así como mantener el espacio público seguro y libre de este material.