Nota de prensa

Las propuestas de EH Bildu, aprobadas por unanimidad, responden a las demandas del sector para hacer frente a las restricciones impuestas en la pandemia La preocupación de la pequeña hostelería de Donostia es evidente, tal y como se desprende de las reiteradas movilizaciones convocadas. Y es que la hostelería es uno de los sectores económicos más afectado por la pandemia. Los trabajadores y trabajadoras del sector vienen reivindicando ayudas económicas y condonación de tasas municipales para aquellos
negocios que se ha visto afectados por las restricciones impuestas por las diferentes administraciones con motivo del COVID-19. Y estas reivindicaciones no solo se refieren al tiempo que han estado cerrados, sino que también piden ayudas para el tiempo que, aunque han estado abiertos, han sufrido otro tipo de restricciones por la pandemia, como las relativas al aforo, horarios, etc.
En el pleno de hoy se han debatido las bonificaciones a aplicar en la tasa por utilización y aprovechamiento del domino público (la tasa de las terrazas) relativas al segundo semestre del ejercicio 2020.

El pasado mes de septiembre el Pleno aprobó una bonificación acordada entre el Gobierno Municipal y EH Bildu sobre la tasa de las terrazas referidas al primer semestre del año. Además, previendo los posibles efectos futuros que ya entonces se veía que podía tener en el sector el desarrollo de la pandemia, se aprobó una nueva bonificación propuesta por EH Bildu que se aplicaría también en el segundo semestre de 2020 en el caso de que alguna administración impidiera la apertura de los establecimientos.

Tras la aprobación inicial por el Pleno, la Asociación de Hosteleros de Gipuzkoa registró una alegación para ampliar las bonificaciones a todo el tiempo en que haya restricciones por la pandemia. Por ello, el Gobierno Municipal propuso una bonificación del 33% para el segundo semestre de 2020.

Ante esta propuesta del Gobierno, y tras escuchar las demandas del sector, EH Bildu consideró necesario proponer, por un lado, la ampliación de estas ayudas a los días que han estado abiertos pero con limitaciones de aforo y horarios y, por otro, para prestar especial atención a los establecimientos más pequeños (siguiendo la misma lógica que la bonificación del primer semestre), ya que son los más vulnerables. Por ello, EH Bildu registró una ENMIENDA a la propuesta del Gobierno Municipal, que el pleno ha aprobado hoy por unanimidad.

La nueva bonificación queda como sigue:
Bonificación del 90% de la cuota a los establecimientos que ocupen el dominio público con 10 mesas o menos y del 33% a los establecimientos que ocupen el dominio público con más de 10 mesas, para las ocupaciones definidas en los epígrafes 1, 2, 3, 4a y 4b del apartado C) del anexo 2 de la Ordenanza.

Así, esta bonificación y las otras dos aprobadas en septiembre del año pasado han quedado definitivamente aprobadas. Cabe señalar que la de EH Bildu era la única enmienda tramitada de forma correcta y que tanto las enmiendas de Elkarrekin Donostia y del PP han sido rechazadas por defectos formales.

Por otra parte, desde EH Bildu creemos que no es de recibo el gran grado de improvisación con el que este Gobierno municipal está gestionando las ayudas, subvenciones y bonificaciones fiscales. Pasados ya los primeros meses de desconcierto propios de una
situación tan excepcional como la que padecemos, creemos que ya va siendo hora que se aclaren los criterios y los procedimientos para diseñar las ayudas.

En cualquier caso, desde EH Bildu vamos a seguir defendiendo las ayudas y la utilización política de la fiscalidad para compensar a los sectores más perjudicados por la pandemia. Porque no puede ser que a cada decisión restrictiva del LABI no le acompañe una memoria económica encaminada a compensar a los sectores afectados por las consecuencias de las decisiones sanitarias y políticas.