Nota de prensa

Tras el primer socavón aparecido en junio en las obras de la pasante del metro en la calle Zubieta, ETS anunció una intervención para consolidar el terrero. En concreto, en agosto, en una nota de prensa, afirmó que serían 3 meses de “inyección de lechada”.

Esta intervención no sirvió para evitar la aparición del segundo socavón, tras el cual, el Director de ETS aseguró que las obras se prolongaban otros 2-3 meses más. Ahora es el Gobierno de Eneko Goia el encargado de anunciar que estos trabajos se van a prolongar otros 3 meses más, sin aportar ninguna explicación para justificar este nuevo retraso.

El 3 de agosto de 2020, en una nota de prensa, Euskal Trenbide Sarea (ETS) informó que iniciaba en los soportales del paseo de la playa de La Kontxa, a la altura comprendida entre las cabinas colectivas y el acceso de los relojes, los trabajos de inyección para la consolidación del terreno por el que discurre la pasante del metro. Se referían a ellas como “actuaciones complementarias definidas como consecuencias del incidente ocurrido el pasado 5 de junio”. Anunciaron que esta “inyección de lechada” iba a durar 3 meses.

Sin embargo, estas actuaciones no lograron evitar que el 17 de noviembre apareciera un segundo socavón en la calle Zubieta. Ante ello, EH Bildu pidió la convocatoria urgente de la Comisión de seguimiento de las obras del metro y, al finalizar dicha Comisión, el Director de ETS anunció ante la prensa que prolongaba la campaña de inyección de lechada unos meses más, “como mucho hasta Semana Santa”.

Ahora es el Gobierno de Eneko Goia el que anuncia que esta actividad de inyección de lechada en los soportales de la Kontxa se va a prolongar otros 3 meses más. Curiosamente, el texto de la la nota hecha pública ayer es idéntico a la nota de ETS del 3 de agosto, solo que 7 meses más tarde. Pero el Gobierno de Eneko Goia no aporta más información ni sobre la necesidad de seguir con esta intervención mucho más allá de los previsto, ni si han detectado nuevos problemas.

Este nuevo contratiempo se hace público justo en la semana en que estaba prevista la celebración de 3 de los alrededor de 40 juicios que tendrán que afrontar las UTE y las subcontratas del metro por denuncias de trabajadores/as.

Como se sabe, en estos momentos está abierto el concurso público para la segunda licitación del tramo Easo-Mirakontxa, que ya acumula un sobrecoste de casi el 130%. Además, aunque tras las aparición de los socavones, en un primer momento, ETS había retrasado de 2022 a 2024 la puesta en marcha de la pasante del metro, luego Arriola lo ha vuelto a retrasar hasta el 2025.

En resumen, la pasante del metro sigue acumulando oscurantismo, riesgo para la seguridad de vecinos/as y trabajadores, improvisación, sobrecostes y retrasos. No es momento para seguir ampliando el agujero económico y social que está provocando
esta obra.