Nota de prensa

Ezker Anitza-IU considera “insuficiente” la oferta de acuerdo planteada por el gobierno municipal ya que supone una modificación de apenas el 0,375% del total del presupuesto y no incluye medidas de calado político.


La concejala de Ezker Anitza-IU en la coalición Elkarrekin Donostia, Haizea Garay, ha anunciado que en el pleno de
presupuestos de este miércoles su formación rechazará las cuentas del ejecutivo donostiarra ya que “en estos momentos de crisis los presupuestos planteados no responden a las necesidades de la población más vulnerable y
precarizada”.

Garay ha explicado que a lo largo de las últimas semanas la coalición de izquierdas ha estado negociando con el gobierno de PNV-PSE con el objetivo de poder modificar las cuentas planteando una plataforma negociadora. En esa
plataforma trasladaron propuestas en materia de defensa de servicios públicos, planteando la publificación de servicios como el de ayuda domiciliaria o el de limpieza, así como la creación de un plan público de empleo, la puesta en marcha de un observatorio de la contratación para hacer un seguimiento y control del cumplimiento por parte de las empresas subcontratadas o concesionarias de las condiciones establecidas en los pliegos de los contratos, así como del cumplimiento y no vulneración de las condiciones laborales de sus plantillas.

En materia de vivienda, Elkarrekin propuso en la negociación que el gobierno de PNV-PSE se comprometiera a destinar un mínimo del 60% para VPO de alquiler en todas las promociones de vivienda en suelo urbano con el objetivo de hacer frente a la emergencia habitacional que hay en la ciudad. Asimismo y con el objetivo de movilizar la vivienda vacía de la ciudad se planteó alcanzar un acuerdo en materia de fiscalidad para establecer el recargo máximo del
150% en el IBI para las viviendas vacías.

Sin embargo, Haizea Garay ha informado que el Gobierno municipal no quiso entrar a incorporar ninguna de estas propuestas de calado político. Según la edil de izquierdas “el gobierno se ha limitado a aceptar algunas enmiendas
parciales, la mayor parte de escaso peso presupuestario”.

Desde Ezker Anitza-IU consideran que tras un año de crisis provocada por la pandemia mundial ha quedado en evidencia que “el modelo de ciudad impulsado por los sucesivos gobiernos de PNV y PSE es un modelo fallido y que
no responde a las necesidades de la mayoría social trabajadora”.

Ezker Anitza-IU ha subrayado que “la situación bien merecía un cambio de rumbo de PNV y PSE para garantizar la sostenibilidad de la vida y del medioambiente en Donostia”. Por este motivo, Ezker Anitza-IU ha lamentado que “estemos ante una oportunidad perdida ya que es una prioridad establecer las bases para conseguir una ciudad con servicios públicos de calidad donde todas las personas puedan tener una vida digna y en la que no haya desequilibrios entre barrios, esto es, que sea una ciudad cohesionada”.