Nota de prensa

● Las concejalas de Podemos logran mover 3 millones hacia partidas como las ayudas a la hostelería y comercio local

En una rueda de prensa ofrecida este mediodía en el consistorio donostiarra, las concejalas de Podemos, Aitzole Araneta y Marta Huarte, han anunciado que han pactado 2,9 millones en enmiendas al proyecto de presupuestos presentado por el Gobierno local.

De entre las partidas acordadas destaca el medio millón de euros destinado a ayudas a la hostelería y el pequeño comercio y el rescate a sectores afectados por el covid.

También han destacado un pacto en vivienda, en palabras de Araneta, “un compromiso muy importante en defensa del derecho a una vivienda digna”, que se concreta, entre otras cosas, en que no habrá ningún desahucio sin alternativa habitacional en Donostia y que se controlarán los precios abusivos del alquiler, una vez aprobada la ley de Vivienda del Gobierno central.

Por otro lado, Podemos consigue una batería de partidas de igualdad como ayudas al desarrollo de empleo para mujeres, prestaciones para el canguraje para familias monomarentales, ayudas a la emergencia social (que generalmente van destinadas en su mayoría a mujeres), estrategias contra la feminización de la pobreza y precariedad, y el desarrollo de un plan de igualdad.

Las representantes de Podemos creen que han logrado uno de los objetivos que se propusieron cuando presentaron la plataforma de negociación: sacar adelante mejoras concretas para hacer de la ciudad un lugar que proteja a las personas jóvenes, las familias y las empresas ante la amenaza del Covid-19 y sus consecuencias.

“Queremos que Donostia esté preparada y tenga las herramientas necesarias para proteger a quien no pueda costearse una vivienda, pierda su empleo o se vea en dificultades económicas” ha declarado Aitzole Araneta, portavoz del grupo municipal. Araneta ha señalado que la formación morada consigue gran parte de lo presentado en su plataforma. “Hemos aprovechado la oportunidad de ser útiles, sin perder de vista que estas no son nuestras cuentas, no hemos querido rehusar el debate ni perder la oportunidad de aportar las soluciones, poniendo por delante los
intereses de los y las donostiarras”.

“Nacimos para dar respuesta a los dramas sociales que se vinieron en la crisis del 2008 y no vamos a quedarnos de brazos cruzados ante los retos que plantea la pandemia” ha concluido la portavoz del grupo progresista.