Nota de prensa

Ezker Anitza-IU considera un error la retirada de la enmienda a la totalidad que había registrado el grupo municipal Elkarrekin Donostia. La concejala de Ezker Anitza-IU en la coalición, Haizea Garay, ha defendido la necesidad de unos presupuestos alternativos para dar respuesta al agravamiento de las desigualdades y necesidades sociales provocado por la pandemia.

La concejala de Ezker Anitza-IU en la coalición Elkarrekin Donostia, Haizea Garay, ha manifestado que en estos momentos de crisis los presupuestos planteados por el gobierno municipal no responden a las necesidades de la población más vulnerable y precarizada. “En este sentido, desde Ezker Anitza-IU hemos sido críticos con los presupuestos del Gobierno Municipal y hemos mantenido la necesidad de unos presupuestos alternativos que puedan garantizar la igualdad y la cohesión social ante el agravamiento de las necesidades sociales a causa de la pandemia”, señala la edil.

En su intervención en el pleno de hoy ha querido precisamente subrayar la disconformidad de su formación política respecto a los presupuestos elaborados por el gobierno. En palabras de Garay, “estamos ante un proyecto de presupuestos en el que este gobierno de PNV y PSE sigue profundizando en el marco de un modelo de ciudad que no garantiza unas condiciones de vida dignas para la mayoría social trabajadora que cada vez tiene más dificultades para desarrollar su proyecto de vida en la ciudad.”

Garay ha insistido en la necesidad de revertir el modelo de ciudad impulsado por el gobierno PNV-PSE, pues ha quedado demostrado que es un modelo fallido. “Precisamente por considerar necesaria la reversión de su modelo de ciudad planteamos al gobierno propuestas de calado político, en el sentido de garantizar unos servicios públicos de calidad, proponiendo la remunicipalización de servicios públicos. Propusimos a la vez la creación de un plan de empleo público ante la crisis provocada por la COVID y la creación de un observatorio de la contratación para garantizar condiciones laborales dignas y, en materia de vivienda, destinar un mínimo del 60% para VPO de alquiler en todas las promociones de vivienda en suelo urbano con el objetivo de hacer frente a la emergencia habitacional que hay en la ciudad. Pero de todas estas propuestas, el gobierno no ha considerado ninguna para incorporar en su programa de presupuestos”, lamenta la edil.

Desde la formación de izquierdas consideran que hay una gran falta de voluntad política a la hora de introducir cambios que repercutan en el bienestar de la gran mayoría social, y señalan como ejemplo de ello su actitud a la hora de tomar compromisos para frenar el cambio climático. “Después de un año de la declaración de emergencia climática en la que se comprometieron a incrementar recursos y a acelerar la puesta en marcha de medidas de adaptación al cambio climático, observamos que no hay un compromiso real.” “No hay voluntad de adoptar acuerdos que permitan transitar a un modelo de ciudad centrado en las personas y la sostenibilidad”, subraya Garay.

En relación a estos presupuestos, la concejala de Ezker Anitza manifiesta que “la situación bien merecía un cambio de rumbo de PNV y PSE al objeto de garantizar la sostenibilidad de la vida y del medioambiente en Donostia. Estamos ante una oportunidad perdida para revertir las políticas desarrolladas estos últimos años por el gobierno municipal.” “En definitiva, desde Ezker Anitza-IU seguiremos insistiendo en que es prioritario establecer las bases para conseguir una ciudad con servicios públicos de calidad donde todas las personas puedan tener una vida digna y en la que no haya desequilibrios entre barrios, esto es, que sea una ciudad cohesionada”, concluye Garay.