Prentsa oharra

El Diputado de Medio Ambiente J.I. Asensio ha mostrado su satisfacción con motivo de que Gipuzkoa ha conseguido en el 2020, superar los objetivos de recogida selectiva impuestos por la Unión Europea para el 2025 al superar el 55% en dicha recogida.

Pero lo que esconde y no valora el Sr. Diputado es que dicho logro se debe al esfuerzo de muchos municipios guipuzcoanos que superan de largo el 55% y separan correctamente en torno al 70% ,o más ,sus residuos.

Un logro que ha costado innumerables “batallas políticas”y en la que la mayoría de los guipuzcoanos se han involucrado al margen de los intereses electorales y de quienes han puesto zancadillas a este objetivo, y en este sentido , el PSE ha sido uno de ellos e incluso personalmente el propio diputado Asensio.

Lo que el Diputado Asensio ha escondido en la lectura de los datos es que la capital de Gipuzkoa , Donostia, se encuentra en “zona roja” en cuanto a la recogida selectiva se refiere.

Según datos de la Mancom. de San Markos referentes al 2019 ( los datos del 2020 todavía no están publicados en la web) Donostia SOLO RECOGE SELECTIVAMENTE EL 42% DE SUS RESIDUOS, esto es, un 16% menos que el promedio de Gipuzkoa.

Donostia debería estar “cerrada perimetralmente” , por utilizar el vocabulario de moda, por la alta generación de residuos no recogidos selectivamente.

La práctica totalidad de municipios colindantes con Donostia, muestran una tendencia positiva en la recogida selectiva con respecto a la capital. Así podríamos decir que: Errenteria; Usurbil; Hernani; Astigarraga están en la “zona verde” con recogidas selectivas que van del 60% de Errenteria al 80% de Usurbil.

En la zona “naranja” se encontraría Pasaia con un índice del 54%.

Y en la “zona roja” Donostia con un 42% junto a Lasarte 45%.

*Los datos de estas dos poblaciones dado su peso demográfico, hace que los resultados de la Mancomunidad San Markos no lleguen al 50%.

Consideramos un sarcasmo que el Diputado Asensio se felicite por los resultados de Gipuzkoa, cuando los municipios de Donostia y Lasarte, bajo responsabilidad de cargos de su partido, no llegan al promedio del resto de municipios guipuzcoanos ni de lejos.

Es más, los resultados de Donostia, Lasarte, Ermua.. lastran el esfuerzo de los municipios medianos y pequeños de Gipuzkoa.

El Diputado de Medio Ambiente debería de abandonar la política del Greenwashing y dedicar sus esfuerzos a concienciar a sus compañeros de partido que administran los citados municipios, para que los datos de recogida selectiva sean más homogéneos en todo el herrialde.

Urge sacar a Donostia y Lasarte de la “zona roja” en cuanto a recogida selectiva, esa es la asignatura pendiente del PSE y del Diputado Asensio.