Nota de prensa

Tal y como denunciamos en la rueda de prensa del pasado 23 de marzo, en el número 22 de la calle Egia de Donostia, la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria) mantiene un pulso con las vecinas de cuatro viviendas. Esta entidad y una de sus principales gestoras, Haya Reale Estate, mantiene en situación de incertidumbre a 12 vecinas y amenazan con impulsar procesos de desahucio a medida que se extingan los contratos actuales. En la actualidad, una vecina de 87 años de edad se encuentra ya en situación irregular, pagando el alquiler a pesar de haber vencido su contrato (en tácita reconducción), y sin saber cuándo recibirá la carta con la fecha del desahucio. Además, poco a poco el resto de inquilinas también irán quedando fuera de contrato en los próximos meses, la primera familia en octubre de este año y la siguiente en febrero del año próximo.

Queremos dejar claro que hasta el día de hoy, la SAREB se ha negado a dar ningún tipo de explicación a las inquilinas y que lejos de abrir cauces de negociación ha tratado de desviar y enmarañar la situación a través de una de sus gestoras, Real Haya Estate.

Queremos denunciar la violencia inmobiliaria que están padeciendo en carne propia las inquilinas de las viviendas afectadas en el bloque Egia 22. Violencia Inmobiliaria en forma de continuas presiones y chantajes a las inquilinas, amenazas de desalojo, etc. a través de Haya Real Estate, perteneciente al fondo buitre Cerverus. Y sobre todo, queremos decir alto y claro que no nos resignamos ante está cerrazón y que nos hemos puesto en marcha.

Siguiendo el mandato recogido en el acuerdo vecinal firmado por una veintena de asociaciones vecinales, sociales, culturales, educativas y juveniles del barrio, el pasado 23 de marzo anunciamos una batería de iniciativas tendentes a romper la cerrazón mostrada por la SAREB. Por un lado, una doble iniciativa en el ámbito institucional dirigida en primer lugar a solicitar la mediación por parte del gobierno municipal ante la SAREB, y por otro, compartir con el conjunto de los grupos políticos municipales tanto la situación de las inquilinas como las claves de la solución propuesta desde el Acuerdo Vecinal Egia 22 (renovación de los contratos de las inquilinas en las actuales condiciones, y recuperar los pisos y el local comercial que están vacíos y que se encuentran en venta, garantizando tanto el carácter público como el destino futuro de las mismos: viviendas de alquiler social en el caso de los pisos y ESPACIO COMUNITARIO DE GESTION VECINAL, en el caso del local comercial.). Y por otro lado, una dinámica de socialización y movilización que culminara en esta primera fase con una manifestación el próximo día 30 de abril.

En lo que se refiere a la iniciativa en el ámbito institucional, desde la Asamblea de Vivienda Egia 22 valoramos positivamente las gestiones realizadas. En lo que se refiere a la propuesta de mediación planteada al gobierno municipal, el pasado 14 de Abril, una delegación formada por inquilinas afectadas y la asamblea vecinal nos reunimos con los representantes municipales, en la que estos nos mostraron la disposición a mediar y a abrir un canal de negociación con la SAREB y a hacerlo con una propuesta que de respuesta a las claves planteadas en el acuerdo vecinal. Tanto en lo referido a garantizar la permanencia de las inquilinas en la actual situación, como en lo que se refiere a recuperar los pisos y el local en venta.

En lo referido a las reuniones mantenidas con los grupos políticos de la oposición, queremos subrayar tanto la preocupación mostrada por todos ellos ante la situación de las inquilinas afectadas, como la disposición mostrada para colaborar en la resolución del conflicto en las claves propuestas. Junto a la iniciativa institucional hemos activado una campaña de socialización y movilización entorno a esta situación de la mano de un manifiesto y la convocatoria de una manifestación para este próximo día 30 de abril que hasta la fecha de hoy ha recabado el apoyo de buena parte de los agentes sindicales, sociales y políticos de la ciudad. En dicho manifiesto los diferentes colectivos adheridos, constatamos como, “este episodio no es más que otra cara del proceso de mercantilización y especulación orquestado
entre los poder públicos y los poderes económico-financiero inmobiliarios, que por una parte incentivan la liberalización de un bien básico y por otro hacen negocio con nuestras casas, expulsándonos de nuestros barrios y de nuestros espacios compartidos, los cuales son la base que nos permite construir una forma de vida colectiva y popular.”

Dejamos alto y claro que “NO podemos permitir que las entidades financieras especulativas sigan desposeyéndonos de la vida en nuestros barrios”, a la vez que “hacemos un llamamiento a todas las vecinas de Donostia, para que se sumen a las movilizaciones de apoyo y en defensa de las inquilinas de Egia 22, y para mostrar nuestra repulsa ante las actuaciones de estas entidades financieras y rechazar su presencia en nuestros barrios.”

La manifestación partirá a las 18:30 de Plaza Berri (Plaza Iruresoro), y tras recorrer las calles del barrio, concluirá con un
breve acto en Plaza Handi (Plaza Martín Santos). Conscientes de la situación sanitaria que padecemos, desde la comisión organizadora se van a poner todos los medios necesarios para garantizar la distancia social y las medidas pertinentes (mascarilla, etc). Agradecer por último, la solidaridad mostrada por los colectivos firmantes y el vecindario en general.