Nota de prensa

Eguzki solicita limpiar Arbaizenea y preservar sus valores históricos y ambientales

Eguzki ha solicitado al Ayuntamiento de Donostia que limpie el bosque de Arbaizenea, que, tras el desalojo del campamento rumano allí existente, ha quedado lleno de residuos (plásticos de todo tipo, pallets, bolsas de basura, ropa, colchones, cuchillas de afeitar, etc.), muchos de los cuales cubren parcialmente la regata de Morlans. Ver vídeo: https://youtu.be/q0YxcCJE4vw


Una regata sobre la que Donostia hizo en 1609 su primera traída de aguas, de la que aún quedan vestigios de valor histórico, como una caseta con surgencia que ha sufrido una rotura en su placa superior, por lo que entendemos que es urgente su reparación.


URGE ACTIVAR EL PLAN PARA RESTAURAR LA ZONA
Existe un proyecto, redactado por Lur Paisajistak, para poner en valor estos vestigios históricos, que en la actualidad no cuentan con ningún tipo de protección legal ni funcional, pero su ejecución se está atrasando, al parecer, por falta de fondos.

En opinión de Eguzki, es urgente poner en marcha este y otros proyectos que den valor al bosque de Arbaizenea. Un bosque que se está viendo reducido a marchas forzadas como consecuencia de distintos proyectos (derribo de Txampuene y construcción de villas; el metro; más viviendas, etc.).

El bosque de Arbaizenea constituye un pulmón para la ciudad y una posible zona de esparcimiento para los habitantes de Morlans y Amara, además de albergar un rico patrimonio cultural y ambiental que debe preservarse.