Nota de prensa

● La coalición progresista cree que es necesario tomar medidas que reactiven social y económicamente San
Sebastián.

● Araneta ha interpelado al alcalde y, además de mostrarse dispuesta a ayudar, ha presentado una serie de propuestas
en las que ir avanzando.


Como ya anunciara la semana pasada, Elkarrekin Donostia cree que es imprescindible que San Sebastián cuente con un plan propio contra el Covid-19 para, complementando las medidas que se tomen a nivel estatal y autonómico, cuidar y reactivar social y económicamente la ciudad.

Por eso, Aitzole Araneta, portavoz del grupo Elkarrekin Donostia, ha lamentado que el Gobierno local no haya contemplado nada para adaptar la ciudad a los retos y la incertidumbre a la que se tiene que enfrentar tras el decaimiento del estado de alarma.

Durante las comisiones celebradas esta mañana en el consistorio, la líder morada, además de preguntar al alcalde por sus planes, se ha mostrado dispuesta a ayudar y ser útil, y ha presentado una serie de medidas para ir ajustando la ciudad a las nuevas necesidades. Araneta ha propuesto la implementación de un contenedor especial para las mascarillas, un nuevo tipo de residuo que está causando un impacto importante en el medio ambiente.

También, como están proponiendo otras ciudades del entorno, la portavoz ha propuesto implementar medidores de CO2 en los espacios públicos y así permitir que los interiores sean un espacio seguro que funcionen a pleno rendimiento.

Por último, Araneta ha pedido que se atienda especialmente a los sectores que más están sufriendo el impacto de la crisis, como ocurre con el desempleo entre las mujeres.

En definitiva, Araneta ha llamado a explorar vías que ayuden a la ciudad a hacer frente a los nuevos retos, atendiendo a las necesidades de familias y comercios, reactivando el tejido social y económico para salir de la crisis como una ciudad mejor y de futuro.