Nota de prensa

• Convoca una marcha para el 30 de mayo, desde Herrera hasta el Ayuntamiento.
• Reparte una revista en los más de 18.000 buzones que hay en el Distrito Este.


Cuando estamos a punto de que se cumpla el ecuador de la legislatura, una de las principales líneas de trabajo del grupo municipal EH Bildu de Donostia sigue siendo la que tiene como objetivo mejorar la vida de los vecinos y vecinas de Altza, Intxaurrondo y Bidebieta. Todos los meses trabajamos iniciativas junto con los agentes sociales para llevarlas a las Comisiones municipales y a Pleno, nuestros representantes en la Junta del Distrito Este trabajan duro para su puesta en marcha efectiva y los diferentes grupos de EH Bildu tienen su dinámica propia en cada uno de estas zonas.

Cuando EH Bildu asumió la responsabilidad del Gobierno Municipal, en 2011, se comprometió a resolver un problema muy grave de la ciudad: acabar con las inundaciones que se producían periódicamente en Martutene y Txomin. EH Bildu hizo lo que nadie había hecho hasta entonces. Y, una vez encauzado aquello, dijimos que el próximo reto de la
ciudad debía ser acabar con los desequilibrios que Altza, Intxaurrondo y Bidebieta tienen respecto al resto de los barrios de Donostia. Sin embargo, el Gobierno Municipal sigue apostando por un modelo centralista, ya que la
inmensa mayoría de las inversiones están pensadas para el centro. Ayer mismo, la noticia principal de la Junta de Gobierno Local era que se iban a acometer tres actuaciones en la Kontxa.

Y es que, históricamente, en Donostia se ha planteado una dicotomía que es fuente constante de desequilibrios: servicios en el centro y viviendas en el este. Y es innegable que las dificultades para acceder a los servicios básicos y la falta de nuevos proyectos económicos tractores incrementan las desigualdades socioeconómicas. Además, la carencia
de equipamientos y servicios urbanos dificulta el pleno ejercicio de los derechos fundamentales de la ciudadanía.
Daremos algunos datos para dejar en evidencia estos desequilibrios:

• 44.840 personas viven en los barrios del este de la ciudad: Bidebieta (8.951), Altza (20.450) e Intxaurrondo (15.439); es decir, uno de cada cuatro donostiarras.

• En el ranking de paro de los barrios y pueblos que forman Donostia, Bidebieta, Altza e Intxaurrondo siempre ocupan las tres primeras posiciones.

• Renta familiar: la media de dinero que entra al año en un hogar de Altza es 3,5 veces menor que en Zorroaga-Miramon. Y esta diferencia aumenta años tras año.

• Aquí hay menos personas con estudios superiores que en el resto de la ciudad. Y también hay menos personas como Director Gerente o como Profesional Técnico.

• La esperanza de vida media aquí es cuatro años menor que en Aiete.

Luchas vecinales

Como dicen a menudo sus vecinos y vecinas: “en otros barrios establecen servicios, nosotros y nosotras hemos tenido que traerlos”. Y ha sido precisamente la lucha social o vecinal la que ha dotado progresivamente a Altza, Bidebieta e Intxaurrondo de infraestructuras básicas y equipamientos.

Ejemplos históricos hay muchos, desde la lucha por el servicio de autobús y por la iluminación pública en los años 60-70, hasta el ambulatorio, la guardería en Larratxo, etc. Y no faltan ejemplos posteriores: la “marea amarilla” organizada para no cerrar el instituto de Bidebieta; la lucha por el soterramiento de las vías en Intxaurrondo, las dinámicas para
solicitar el polideportivo provisional de Altza; las reivindicaciones para implantar un nuevo servicio de microbús interno en Intxaurrondo; la reivindicación de la casa de cultura de Bidebieta…

Marcha Ciudadana el 30 de mayo
Con el objetivo de evidenciar las situaciones de desigualdad que padecen Altza, Bidebieta e Intxaurrondo, para denunciar la pasividad del Gobierno municipal – que dice estar muy preocupado pero que no ha cambiado nada su práctica política para intentar revertir la situación, actuando con – y para proponer soluciones y revertir las desigualdades entre barrios, EH Bildu ha convocado una marcha ciudadana que, bajo el lema “Ekialdean Bizi eta
Lan / Terminemos con las desigualdades entre barrios” partirá de la estación de Euskotren de Herrera a las 11 de la mañana el próximo domingo 30 de mayo, para acabar en el Ayuntamiento.

Asimismo, EH Bildu está repartiendo entre los vecinos y vecinas de Altza, Bidebieta e Intxaurrondo una revista en la que se desarrollan con más amplitud todos estos asuntos.