Nota prensa

La construcción de una casa de cultura en Bidebieta es una demanda histórica de las y los vecinos. De entre los barrios de Donostia que no disponen aún de este equipamiento,


Bidebieta es el más poblado. Un ejemplo más de las desigualdades que padecen los barrios del Este de la ciudad.
En el debate presupuestario de 2021, EH Bildu presentó una enmienda en para pedir esta Kultur Etxea en el Caserío Moneda, y proponíamos que se firmara un convenio con la Fundación Kutxa, propietaria del edificio. Lamentablemente, el Gobierno Municipal no aprobó la propuesta.

Asimismo, en los presupuestos del Distrito Este de 2020, se hicieron dos propuestas en el mismo sentido, una presentada por EH Bildu y otra por la asociación Herripe. Posteriormente, en los presupuestos de 2021, la Junta Municipal de Distrito ha aprobado una iniciativa para que se estudie la posibilidad de crear una casa de cultura en el barrio de Bidebieta, iniciativa que se encuentra a la espera de la respuesta del departamento de Cultura.

Simultáneamente, los vecinos y vecinas de la Red Vecinal de Bidebieta se ha organizado y están llevando a cabo una campaña a favor de la casa de cultura. El Gobierno municipal reconoce que está estudiando la posibilidad, ya que se pueden utilizar para ello edificios como Kontadores o el Colegio Amarillo. En cualquier caso, indicó que hay nuevos barrios que también precisan inversiones, y que la red actual de centros culturales también tiene gran necesidad de ellas. Por lo tanto, no contestó afirmativamente, pero tampoco dio una negativa a la interpelación realizada por nuestro grupo.

Es por ello que EH Bildu va a llevar al pleno de este jueves este tema, para conocer la posición del Gobierno municipal sobre estos dos puntos:

1.- Que este mismo año se ponga en marcha un estudio para determinar las posibilidades de creación de una Casa de Cultura en Bidebieta, y a que prevea qué recursos se precisarán para ello, así como a que informe a los grupos municipales en el momento en que disponga del informe.
2.- Que se organice un proceso participativo dirigido a las vecinas y vecinos de Bidebieta, para dar respuesta a sus inquietudes y necesidades culturales.