Nota de prensa

Desde EH Bildu venimos alertando los últimos años sobre las consecuencias negativas del incremento sin control de hoteles en la ciudad. Y es que no se trata de un fenómeno aislado, ya que a ello hay que sumar el efecto de la proliferación de pisos turísticos, los proyectos millonarios con vocación de ejercer de polos de atracción turística, etc.

En lo que se refiere a la proliferación de hoteles, en opinión de EH Bildu, hace falta dar un paso adelante y consensuar entre todos los actores implicados (instituciones, asociaciones de vecinos/as, sector hotelero…) una serie de zonas saturadas de actividad hotelera. Y mientras tanto, es necesario aplicar una moratoria para nuevos hoteles en toda Donostia. La pandemia ha dejado en evidencia las consecuencias de la excesiva dependencia del turismo y, a la hora de salir de la crisis, la ciudad debe hacerlo con la lección aprendida.

En este sentido, durante estas semanas se está trabajando en la renovación del Plan Director de Turismo de Donostia. Desde EH Bildu permanecemos muy atentas a las novedades que se pudieran producir, ya que, al igual que ocurrió con el Plan Director 2017-2021, en esta ocasión parece que también los discursos van por un lado y las prácticas van justo en la dirección contraria.

Una de las consecuencias de esta proliferación turística es que en Donostia haya seguido subiendo el precio de la vivienda incluso en tiempo de pandemia. Según un reciente informe realizado por Gamerin para el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Gipuzkoa, el importe medio por vivienda en Donostia es de 405.258 euros, con un incremento en el último año del 10,99%. Muy lejos queda el importe medio en Bilbao (244 mil; +3,28%) y de Gasteiz (216 mil, +15,55%). Además, según datos hechos públicos ayer por el Poder Judicial, Gipuzkoa es el único territorio en el que suben los desahucios como consecuencia de la pandemia (+ 70%) y, tras años sin aparecer, también crecen los desahucios por impago hipotecarios en Gipuzkoa (20 casos, + 300%).

En resumen, desde EH Bildu debemos insistir una vez más del desmesurado peso que está adquiriendo el sector del turismo en el modelo económico que se ha promocionado en la etapa de Eneko Goia como alcalde. Que más de 30 nuevas empresas hoteleras hayan desembarcado en la ciudad no hace sino acentuar esta deriva, que se proyecta al medio plazo con nuevas aperturas en el horizonte.

Actualización de datos
• Para las primeras semanas de junio estaba previsto que se abrieran dos nuevos hoteles en Donostia, uno en la calle Zabaleta y otro en la Plaza del Buen Pastor. Se da la circunstancia de que los edificios donde se ubican estos dos nuevos hoteles eran propiedad del Obispado de Donostia.

• Según el recuento realizado por EH Bildu, estos últimos seis años se han abierto o se ha otorgado licencia a 34 nuevos hoteles en Donostia. De todos estos, solo 3 ó 4 proyectos fueron heredados por Eneko Goia, el resto han sido aprobados y abiertos con Gobierno municipal de PNV-PSE.

• El barrio con más aperturas es el Centro, que acumula el 40% de las nuevas plazas hoteleras abiertas durante estos seis años.

• Los nuevos grandes proyectos se están fijando más en el barrio de Gros. A pesar de que hasta ahora solo supone un 7,68% de las nuevas aperturas, cuando se concrete la dimensión de Mariaren Bihotza esta cifra engordará sensiblemente. En cuanto al proyecto de Pio X, hay que decir que está parado por el conflicto con el colegio
Inmaculada, aunque los antecedentes de este Gobierno nos hacen pensar que se retomará en breve. A todo ello hay que sumar que Gros está ya saturada de pisos turísticos y que dispone también de muchos otros tipos de establecimientos hoteleros.

• Se caen de esta lista dos grandes proyectos que, de momento, parece que no prosperan: el hotel de 100 plazas que estaba previsto en Ulia junto a la residencia San Ignacio y el de Ilunbe.

• Riberas de Loiola entra con fuerza en el mapa turístico de Donostia con el proyecto de “Student Hotel”. Este mismo mes de mayo el Gobierno municipal ha aprobado inicialmente el Plan Especial que, además de una serie de viviendas, también prevé este nuevo perfil de Hotel que, aunque se presenta como “Student”, en la práctica es un hotel convencional. Y será de los más grandes de la ciudad.

• La mayoría de las nuevas empresas hoteleras que se están instalando en Donostia pertenecen a grupos empresariales cuyos Consejos de Administración están ubicados a muchos kilómetros de Euskal Herria.