Nota de prensa

Reyes Carrere: “No tiene sentido que se pretenda reemplazar la campaña de verano anual contra la violencia machista por una campaña estival en el ámbito del deporte”.


Desgraciadamente, en las últimas semanas, en Donostia, se están conociendo varios casos de denuncias por violencia machista en el ámbito del deporte.

En este contexto, el Gobierno municipal tiene intención de activar una campaña, en verano, contra la violencia sexual y de género contra las mujeres en el ámbito del deporte como alternativa a la habitual campaña estival dirigida a los entornos festivos.

Centrándonos en campaña destinada al ámbito del deporte, no tiene mucho sentido que esta acción se limite a los meses de verano, siendo la época donde la mayoría de las modalidades deportivas federadas no están en activo y el deporte escolar está totalmente parado. A nuestro entender, para que este trabajo contra la violencia sexual y abusos en el deporte tenga más alcance y eficacia, debiera extenderse a lo largo de todo el año; ya que, si solo se ciñe a los meses estivales, el mensaje no va a repercutir en la mayoría de las deportistas.

Y, por otra parte, es muy importante abordar específicamente el abuso en el deporte en la etapa escolar. Esta es una población muy sensible a los abusadores, y el abuso en muchas ocasiones queda tapado tras falsas actitudes relacionadas con el supuesto rendimiento deportivo, la actividad física y la salud.

Creemos que, para erradicar la violencia sexual en el deporte, es necesario dar pasos más firmes y valientes en esta área, ya que son miles las niñas y mujeres que de una manera u otra realizan actividad física en Donostia.

El acoso sexual, los abusos psicológicos y físicos hacia las mujeres deportistas es un tabú que es necesario abordar en su totalidad. Una realidad muy compleja y con muchas ramificaciones: desde la discriminación y lenguaje sexista en medios de comunicación, hasta relaciones abusivas y de acoso de entrenador/masajista/directivo hacia deportistas/árbitras/entrenadoras, falta de oportunidades, etc.

Para ello, además de realizar campañas de prevención dirigidas a las deportistas y su entorno, es absolutamente necesario que este gobierno facilite, oriente y obligue a todas las entidades deportivas de nuestra ciudad a la aplicación de un Plan de igualdad que incluya un protocolo contra el acoso y abuso sexual en toda su actividad deportiva: en el entrenamiento y competición y en lo relacionado a la gestión, ajustado a la realidad socioeconómica del club y a la de nuestra ciudad.

A la vista de todo ello, hemos registrado una interpelación para que sea respondida por la concejala de igualdad en las Comisiones del lunes.