Nota de prensa

  • En vista de los últimos datos aportados por el concejal de Hacienda en las comisiones de hoy, que indican que gran parte de la vivienda vacía de la ciudad está en manos de personas jurídicas y no en manos de particulares, la concejala de Ezker Anitza-IU en el ayuntamiento donostiarra, Haizea Garay, considera que el Gobierno municipal “está muy cómodo dejando todas las cuestiones en materia de vivienda bajo las leyes del libre mercado y no tiene ninguna intención de actuar para resolver los graves problemas de acceso a la vivienda existentes en Donostia”.

La edil Haizea Garay ha preguntado en la comisión de Hacienda celebrada hoy en el consistorio donostiarra por datos concretos que permitieran conocer cuál es la situación real y la evolución de la vivienda vacía existente en la ciudad. La concejala de izquierdas expone que a lo largo de estos años el problema del acceso a la vivienda se ha agravado: “Proliferan los pisos turísticos, ha aumentado exponencialmente la construcción y la reconversión de edificios en hoteles, los fondos buitre han hecho su entrada en la ciudad, etc, fenómenos todos ellos que no hacen más que encarecer los precios de la vivienda en compra y en alquiler, y a los que hay que sumar la existencia de un gran número de viviendas vacías”.

Con el objetivo de buscar vías para conseguir sacar viviendas al mercado del alquiler y así hacer frente a la emergencia habitacional, el pasado mes de mayo la edil interpeló a la concejala delegada de Urbanismo sobre la evolución de la vivienda vacía en la ciudad, trasladando ésta “la falta de capacidad para conocer la mayor parte de los datos solicitados”. La respuesta dada sorprendió a la edil de Ezker Anitza-IU, pues “este ayuntamiento a través de sus ordenanzas fiscales cuenta con una herramienta como es el recargo del IBI a la vivienda vacía, a través del cual se puede conocer cuántas viviendas vacías existen en la ciudad y en manos de quiénes están. Y a partir de ahí, también puede tomar medidas para poder poner las viviendas vacías en el mercado del alquiler”, afirma Garay.
Tras las respuestas recibidas por la concejala de Urbanismo en las comisiones del pasado mes, Garay decidió volver a preguntar por este asunto. En este caso, se ha dirigido en el presente mes al concejal de Hacienda para obtener los datos y poder así actuar y tomar medidas al respecto.

Desde Ezker Anitza-IU señalan que, hasta el momento, el Gobierno municipal no ha actuado sobre la vivienda vacía excusándose en que la titularidad de estas propiedades estaba en manos de personas particulares. Sin embargo, gracias a los datos obtenidos hoy “hemos podido comprobar que PNV y PSE han estado ocultando la realidad detrás de un argumento falso pues, de los recibos con recargo girados este último año 2020, que han sido un total de 1.071, el concejal de Hacienda ha señalado que 845 han sido girados a personas jurídicas, frente a 226 que han sido cobrados a personas físicas”, manifiesta Garay. Por tanto, la titularidad de alrededor de un 80% de estas propiedades vacías “estaría en manos de sociedades, empresas, grandes tenedores y, como no, fondos buitre a la espera de sacar el máximo rendimiento especulativo, frente a la cantidad de personas y familias que no pueden permitirse pagar un alquiler y copan las listas de espera para acceder a las listas para las viviendas de VPO” han criticado desde la formación de izquierdas.
Igualmente, sorprende que hayan sido 1.071 los recibos girados el año pasado ya que, según el último Plan Municipal de Vivienda publicado hace ahora dos años, tomando los datos de personas empadronadas y de consumos de agua, se estimaba que en Donostia hay unas 3.885 viviendas vacías. Son muchas las viviendas que se acogen a las numerosas exenciones que permite la norma para “librarse del recargo”, entre ellas, que el valor catastral del inmueble sea inferior a 225.000 euros. Es por ello, que Garay ha recordado la necesidad de “acabar con todos estos privilegios que permiten librarse del recargo y con ello facilitan que las viviendas no salgan al mercado del alquiler”.
La concejala critica que el gobierno “se resiste” a aplicar el recargo máximo legal del 150% en el IBI a la vivienda vacía, hecho que Ezker Anitza-IU ha venido insistiendo, con el objetivo de incrementar los ingresos por un lado e incentivar la movilización del parque de vivienda actualmente deshabitada. En vista de estos últimos datos, “tenemos claro que este Gobierno no ha tenido ni tiene ninguna voluntad de dar pasos a la hora de movilizar la vivienda vacía para que ésta se incorpore al mercado del alquiler, ni actuar para que la vivienda deje de ser un problema en Donostia“, concluye Garay.