Nota de prensa

El Parlamento ha aprobado una iniciativa propuesta por Elkarrekin Podemos-IU instando al Gobierno Vasco a prospectar la fosa común de Ulia un mes después de que el Gobierno Municipal rechazase la propuesta de Elkarrekin Donostia. Así mismo la iniciativa aprobada incluye un aumento de la dotación económica dedicada a que los Ayuntamientos puedan señalizar y divulgar los lugares de la Memoria Histórica en Euskadi tal y como también pedía la iniciativa presentada por la concejala de Ezker Anitza-IU en la coalición, Haizea Garay.


La iniciativa presentada por la coalición de izquierdas en el pleno del Ayuntamiento de Donostia hace dos meses encontró en aquella ocasión el rechazo del Gobierno Municipal que no quiso negociar con Elkarrekin Donostia ni la petición de iniciar prospecciones en la fosa, ni la petición para aumentar los recursos destinados a los lugares de memoria. La misma propuesta ha sido en esta ocasión acordada en el Parlamento Vasco y permitirá que se realicen prospecciones en la fosa de Ulia.

La concejala de Ezker Anitza-IU Donostia en la coalición de izquierdas ha considerado que “es una buena noticia que en el Parlamento Vasco haya salido adelante nuestra iniciativa para que por fin se prospecte la fosa de Ulia. Desgraciadamente hay que lamentar la posición del Gobierno municipal, incapaz de aprobar esto mismo en Donostia hace apenas dos meses. No se entiende la falta de iniciativa del Gobierno municipal de Donostia con la Memoria Histórica. Nosotras seguiremos empujando”.

La Proposición No de Ley presentada en Gasteiz por el parlamentario Jon Hernández plantea que el Gobierno Vasco realice prospecciones en relación a la fosa común de Ulía, con el objetivo de cumplir con las previsiones del Plan de fosas 2015-20 así como de la búsqueda de personas desaparecidas durante la Guerra Civil. La iniciativa pretende en palabras de Hernández “que se cumpla con el plan de fosas 2015-20, porque no se ha cumplido, no se ha actuado ni prospectado esta fosa, ni entre los años 2015-2020 como recogía el plan, ni hasta donde sabemos tampoco anteriormente”.

Se trata de una fosa común de la guerra civil que según un informe preliminar que hizo Aranzadi en 2003 gracias a diversos testimonios tiene un emplazamiento concreto y tenía prevista la intervención en el plan de Fosas de 2015-2020 con una prioridad de intervención media. Sin embargo, en lo que el Gobierno ha utilizado como balance, que no es tal balance, ya que solo recoge las intervenciones que se han hecho a lo largo de los años a través de Gogora, esta fosa se ha calificado como no viable sin haberse realizado ninguna prospección.

La iniciativa aprobada recoge también que se mejore y aumente la dotación económica dedicada a la línea de subvenciones para los Ayuntamientos con el fin de permitir que estos puedan contar con una adecuada señalización y divulgación de los espacios de la Memoria Histórica en los municipios. Como también denunció la concejala de Ezker Anitza-IU en Donostia, la dotación económica actual es totalmente ridícula; estamos hablando de 137.000 euros de presupuesto, lo que supone que entre los 251 municipios que hay en Euskadi el presupuesto medio para cada uno de ellos sea de 547 euros por municipio.

Finalmente la propuesta aprobada solicita al Gobierno a que se incluya en el anteproyecto de Ley de Memoria Histórica un apartado relativo a la divulgación de los lugares de Memoria Histórica para que los Ayuntamientos puedan desarrollar proyectos pedagógicos en relación a los lugares de Memoria en sus respectivos municipios. En opinión del parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU “es una de las carencias del anteproyecto de ley de Memoria Histórica, ya que se habla de lugares de Memoria y de la señalización de los mismos pero no habla nada de pedagogía sobre estos espacios, algo que es fundamental para transmitir la Memoria de lo ocurrido”.