Nota de prensa

Reyes Carrere: “No tiene ninguna justificación que cuanto mayor es la demanda, menos recursos destine el Gobierno municipal para hacerle frente”.


El 28 de junio se presentó en el Consejo Social la memoria anual del Departamento de Acción Social. Entre otras cuestiones, en este documento se constata que en 2020, en Donostia, se atendieron a 443 mujeres en el marco del Programa de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género en marcha por este Departamento, un 22,38% más que el año anterior. Además, se especifica que de estas 443 mujeres, 216 han solicitado ayuda por primera vez.

Desgraciadamente, se ha cumplido lo que las expertas feministas preveían, y tras el confinamiento se ha conocido la realidad de lo que pasó entonces, con un gran aumento de casos. Y es que la pobreza y la precariedad han obligado a muchas mujeres a tener que continuar padeciendo relaciones violentas. Además, el estrés social que genera la crisis ha
agravado los malos tratos, junto con otras formas de violencia, como la económica y la psicológica.

Los datos aportados en la memoria nos indican, por un lado, que las mujeres atendidas en el programa de atención a las víctimas de género tienen la necesidad de permanecer más tiempo en el programa y, por lo tanto, corren el riesgo de cronificar su situación de precariedad económica, social, familiar y personal. Y por otro lado, que cada vez son más las mujeres que acuden a los servicios municipales solicitando ayuda por la violencia de género que sufren.

Sin embargo, si repasamos los datos de memorias de años anteriores, podemos observar que este aumento no es coyuntural. Si bien es verdad que la situación pandémica afecta especialmente a mujeres en situación de vulnerabilidad, el incremento de mujeres que demandan este servicio es constante en los últimos años, como se puede observar en la siguiente tabla:

Como se puede observar, según esta tendencia, el problema debería abordarse desde una perspectiva estructural y no puntual, y para ello es necesario dotar al personal de los Departamentos de Igualdad y Acción Social de los recursos humanos, económicos y materiales necesarios para ayudarles a salir de la situación que sufren estas mujeres.

Por ello, ante el aumento de las solicitudes, las restricciones presupuestarias en los departamentos de Igualdad y Acción Social en 2021 se han vuelto más incomprensibles aún.

Estas restricciones presupuestarias chocan frontalmente con el aumento de las demandas del servicio de atención a las víctimas de género. No tiene ninguna justificación que cuanto mayor es la demanda, menos recursos se destinan.

A la vista de todo ello, EH Bildu ha registrado las siguientes preguntas para que la Concejala de Acción Social responda en la Comisión Municipal del próximo lunes:


• ¿Por qué no se ha tenido en cuenta en el proyecto de presupuestos de 2021 esta tendencia al alza de los últimos años para dotar al Departamento de Acción Social de más recursos humanos, materiales y económicos para poder atender de manera efectiva a todas las mujeres víctimas? ¿Considera suficiente el presupuesto asignado a Igualdad y Acción Social? Por otro lado, ¿son suficientes los recursos humanos para atender adecuadamente a estas mujeres a salir de su situación de precariedad?

• En opinión de la concejala delegada de Acción Social, ¿por qué se ha incrementado el número de mujeres que solicitan atención y apoyo?

• ¿Qué previsiones hace el Gobierno Municipal para el año 2021? ¿Cuántas mujeres víctimas de violencia de género está previsto que soliciten ayuda? ¿Cómo se reforzará la atención de estas mujeres con estos presupuestos continuistas y llenos de recortes sociales?

Recortes en Políticas de igualdad proyecto presupuestario 2021: Recortes del 2,7% en programas esenciales, algo que las técnicas de igualdad critican abiertamente en su informe sobre le impacto de género del proyecto presupuestario.
◦ De los 40 programas del presupuesto con impacto de género 27 decrecen, 14 de ellos más de un 35%
▪ Reducen la mayoría de los partidas para el urbanismo con perspectiva de género.
▪ Eliminan el espacio intercultural de la Casa de las mujeres, dirigido a mujeres migrantes.
▪ Eliminan el estudio sobre la Prostitución, pese a ser un sector calificado de alto riesgo en este año de pandemia (7000 €)
◦ Lucha contra la violencia machista:
▪ Puntos críticos: reducción de 95.000 euros
▪ Alumbrado: reducción de 500.000 euros
▪ Han eliminado el programa de alquiler para víctimas de violencia de género valorado en 40.000 euros.

• ¿Cree que la restricción presupuestaria del Departamento de Igualdad y las limitaciones derivadas de la actual escasez de espacio de la Casa de las Mujeres pueden tener una incidencia negativa en la atención a las mujeres víctimas? ¿Cómo se coordina el trabajo con la Casa de las Mujeres y el Departamento de Igualdad? ¿Se puede mejorar? ¿En qué?

• ¿Qué medidas puede tomar el Gobierno Municipal para concienciar a la sociedad sobre la realidad de la violencia de género en nuestra ciudad?