Nota de prensa

Un tercio del año incubando día y noche dos huevos falsos rellenos de yeso. Esa es la condena que el Departamento Municipal de Salud y Bienestar Animal le está imponiendo a la pareja de cisnes de la Plaza Gipuzkoa de la ciudad de Donostia / San Sebastián para que no se reproduzca.

Tras la perplejidad y repercusión generadas por el comunicado de las asociaciones naturalistas Eguzki y Parkea Bizirik “Kukulunbera” y la contestación de la concejala del área Marisol Garmendia, en el que se avisa que ampliarán la condena de incubación baldía hasta la semana del 28 de julio para evitar una puesta de reposición, los naturalistas voluntarios, informamos para una gestión correcta que:

  • De por sí, los cisnes son especies poco proclives a efectuar una puesta de reposición.
  • En nuestro entorno ningún cisne pone huevos en el mes de julio, por lo que NO hace falta prorrogar esta modalidad de maltrato al cisne hembra.
  • El ciclo reproductivo es: marzo y abril cortejo y construcción del nido, abril y mayo incubación, de mayo a octubre en compañía de las crías.
  • En julio y agosto los cisnes mudan el plumaje. LA MUDA Y LA INCUBACIÓN JUNTAS SON INCOMPATIBLES, otro de los motivos del descarte de una puesta de reposición, aspecto que el Departamento de Salud y Bienestar Animal debiera saber y que su medida de prolongar el sufrimiento hasta el 28 de julio, revela desconocer.
  • Que una ola de calor propia del verano puede resultar letal para la hembra del cisne que lleva engañada 3 meses incubando en el suelo en balde.
  • Que NO es cierto que el cisne hembra comenzó a incubar la semana del 24 de mayo cuando su departamento realizó el cambiazo de los huevos, sino en abril y, que la fecha del cambiazo, coincidió plenamente con la semana de las eclosiones y que, desde entonces, incuba en balde 2 huevos de yeso.
  • Que no se ha explicado qué se ha hecho con los huevos a punto de eclosionar, cuántas veces han realizado cambiazos, por qué se le ha prohibido su conocimiento a la opinión pública y si la concejala del área era conocedora de la medida o también se la habían ocultado, ya que en las declaraciones públicas se mostró sorprendida y un tanto
    incómoda.
  • Que en su comunicado se asegura que uno de los objetivos es “que la retirada de los huevos fuera lo menos traumática posible para las aves” a lo que le preguntamos que, para obtener el mismo resultado, si es menos o más traumático prolongar el castigo hasta el 28 de julio.
    Por todo ello proponemos:
  • Que los cisnes vulgares de la Plaza Gipuzkoa sean trasladados y regalados en nombre de nuestra ciudad a un Parque del centro, este o norte de Europa, área de distribución natural de la especie.
  • Que tanto Plymouth (Inglaterra) como Wiesbaden (Alemania), ciudades hermanadas con Donostia, pueden ser receptoras si así lo desean de los 3 cisnes, ya que ambas se encuentran dentro del área de distribución natural del cisne vulgar (Cygnus olor).
  • Que, para esta propuesta, el coste del traslado sea asequible.
  • Que se celebre en la propia Plaza Gipuzkoa o en los Arkupes de Diputación un evento académico para la gente que podría llevar el título Agur beltxargei (Adiós a los cisnes), Kaixo basahateei (Hola a los ánades azulones) donde se explique la problemática que causan los cisnes con especies autóctonas más vulnerables cuando se naturalizan en
    nuestro entorno.
  • Que el evento conforme una nueva directriz ilusionante de respeto y concordia con los restantes seres vivos del Planeta.
  • Que los ánades azulones reemplacen a los cisnes en la Plaza Gipuzkoa.