Nota de prensa

● La coalición busca que los vestuarios y baños sean accesibles para las personas con diversidad funcional que en la actualidad no pueden usarlos de forma autónoma, higiénica y digna.


● Araneta: “la instalación de estos cambiadores facilitará el derecho básico al aseo y asegurará la participación de todas las personas en la vida de la ciudad independientemente de su grado de movilidad”.


Elkarrekin Donostia cree que la ciudad debería implementar cambiadores inclusivos para que las personas con diversidad funcional puedan acceder a un aseo de una forma autónoma, higiénica y digna.

Y es que más de 250.000 personas en todo el Estado tienen la necesidad de un cambiador inclusivo para poder cambiarse de ropa, de pañales o de compresas. Se trata de personas de avanzada edad, personas con distrofias musculares, afecciones neuromusculares, con parálisis cerebral, esclerosis múltiple, espina bífida o enfermedades raras, entre otras, que necesitan contar con unos baños accesibles que cubran sus necesidades de higiene personal.

De este modo, Aitzole Araneta, portavoz de Elkarrekin Donostia, explicará, en una interpelación que realizará durante las comisiones del próximo lunes, que para todas estas personas los baños accesibles estándar no ofrecen las herramientas básicas que necesitan para utilizar un aseo, y preguntará por los planes que el Gobierno local tiene para paliar esa carencia.

Como han denunciado las asociaciones de personas con diversidad funcional, la falta de alternativas para poder cambiarse hace que no puedan disfrutar de las actividades culturales o de ocio como el resto de la ciudadanía. En opinión de Araneta, el objetivo de este Ayuntamiento debería ser hacer accesibles esas actividades para todos y todas, más si cabe en un momento en el que ir a la playa o disfrutar de un concierto al aire libre puede servir como principal
remedio para recuperarnos del desgaste mental y emocional de la pandemia.

Así, Araneta defiende que “con la instalación de estos cambiadores se facilitará el derecho básico al aseo y se asegurará la participación de todas las personas en la vida de la ciudad independientemente de su grado de movilidad, ayudándoles a disfrutar de las playas y de los eventos que se puedan dar en el municipio”.